Sin clases: mañana habrá un nuevo paro docente en la Provincia

Sin clases: mañana habrá un nuevo paro docente en la Provincia

(PBA) Cuando falta poco más de un mes para terminar el año escolar, reaparece el conflicto gremial en las escuelas bonaerenses: mañana habrá un paro de 24 horas convocado por el Frente Docente (FEB, Suteba, Sadop, UDA y AMET) que pondrá en riesgo el dictado de clases para 4,5 millones de alumnos del sector público y privado. Aunque –como ocurre con la mayoría de las medidas- el impacto fuerte será sobre las 12 mil escuelas estatales donde concurren 3,1 millones de niños en jardín de infantes, primaria y secundaria. Los gremios exigen reabrir la discusión salarial y suman un extenso listado de reclamos al gobierno de María Eugenia Vidal.

En la provincia de Buenos Aires será el sexto día sin actividad en las aulas por cuestiones gremiales. Aunque este año el ciclo lectivo comenzó a tiempo, el 24 de mayo Suteba dispuso una medida acompañando la protesta de la CTA para rechazar una ley de emergencia administrativa. Después, el 11 de agosto el Frente Gremial inició un plan de lucha por reapertura de paritarias con la suspensión de actividades. Y los gremios provinciales se sumaron a medidas ordenadas por organizaciones nacionales (Ctera, DAC, CEA) el 24 de agosto; el 2 de setiembre y el 29 de ese mes.

Hemos tenido una actitud moderada. Esta nueva medida fue adoptada por el congreso de delegados hace más de dos meses. Esperamos respuestas y no llegaron”, explicó Mirta Petrocini, presidente de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB).

El listado de reclamos es extenso. Según el Frente Gremial “persisten las irregularidades en el cobro de los salarios; el gobierno no convocó a las comisiones de Salud y de Condiciones Laborales; quedó congelada y sin ejecución la licencia por violencia de género; no se garantiza la cobertura total de cargos; no están garantizadas las condiciones edilicias de los colegios; el presupuesto para Educación se reducirá en un 3% ($16.533 millones) y se redujeron y congelaron los cupos para los Comedores Escolares”.

Pero, sin dudas, el punto central es el salarial. En marzo, gobierno y gremios acordaron un aumento de 34,5% en tres tramos. El último se cobró en septiembre. Ahora, los docentes consideran que se debe retomar la discusión porque “la inflación ya superó esa pauta y el poder de compra de los sueldos quedó retrasado”.

Vidal tiene previsto revisar el acuerdo paritario con los trabajadores estatales, pero en ese caso estableció una pauta semestral y un nuevo ajuste después de julio. En total consiguieron 31%, por eso podría ofrecer otro 3,5 para llegar al aumento que dio a los educadores.

El director de Escuelas, Alejandro Finochiaro, anticipó varias veces que “no hay dato objetivo ni medición seria que permita establecer que desde enero a octubre hubo una inflación superior al 34,5%” que se concedió de aumento anual. Ayer, después del anuncio del nuevo paro, el funcionario no quiso responder consultas. Pero sus voceros explicaron que “la posibilidad de monitorear la evolución de los precios no es una cláusula gatillo que obligue a reabrir la paritaria. Si aparecen las condiciones objetivas los gremios serán convocados. Mientras, las autoridades se reúnen en forma periódica para hablar de otras cuestiones laborales”. Según los sindicatos “el gobierno que dice apostar al diálogo avanza sin resolver los planteos puntuales”. En el medio de la disputa dialéctica, mañana habrá escuelas con aulas vacías. NR

paro-docente2