Buenos Aires, 15/12/2017, edición Nº 1857

Silvana Tomé, del teatro musical a la televisión

Chipi, la prima de Griselda Siciliani en Viudas e hijos del Rock & Roll, es el nuevo personaje que encarna. Hace años que el mundo del teatro musical le abrió las puertas, pero la pantalla chica lo hizo hace muy poco, con este pequeño papel en el éxito de Telefe. Silvana Tomé habló en exclusiva con Parabuenosaires sobre cómo es pasar del escenario a la televisión. Escribe Natalia Rivarola (CABA)...

Chipi, la prima de Griselda Siciliani en Viudas e hijos del Rock & Roll, es el nuevo personaje que encarna. Hace años que el mundo del teatro musical le abrió las puertas, pero la pantalla chica lo hizo hace muy poco, con este pequeño papel en el éxito de Telefe. Silvana Tomé habló en exclusiva con Parabuenosaires sobre cómo es pasar del escenario a la televisión.

silvana tome

Escribe Natalia Rivarola

(CABA) “Cuando me di cuenta que para aprobar las materias tenía que dejar canto y teatro, entré en una crisis y entendí que me estaba mintiendo a mí misma. Entonces, decidí apostar por lo que sabía que me iba a hacer feliz”, cuenta la actriz y cantante Silvana Tomé sobre cómo decidió dejar una carrera universitaria como Ciencias Biológicas, para convertirse en artista. Y la decisión está brindando sus frutos: si bien su fuerte es el teatro musical, hoy la pantalla chica también le está abriendo sus puertas. Silvana encarna a Chipi, la prima de Susana (Griselda Siciliani), en el nuevo éxito de Underground, Viudas e hijos del Rock & Roll. “Hasta ahora, el personaje apareció muy poquito, pero va a empezar a hacerlo más. Me están mandando material para seguir grabando pequeñas intervenciones, pero estoy contenta”, cuenta quien hace años cosecha elogios arriba del escenario.

– ¿Cómo conseguiste el papel?
Me vio Pablo Culell en el musical que estoy haciendo, Y un día Nico se fue, y me llamaron directamente. Ya había hecho un bolo para Underground hace un par de años porque también me habían visto en otra obra. Dije que sí, de una.

– ¿Cómo es cambiar del teatro musical a la televisión?
Complicado. Es un código muy distinto. Si bien actuar es actuar, el medio en el que lo hacés cambia mucho las cosas. En la tele la energía es mucha más condensada y tenés que estar atento a las cámaras, cosa a la que no estoy acostumbrada.

– Además cambia el guión y las situaciones que vive el personaje.
Claro, y uno va recopilando información sobre él a medida que lo va grabando. Hay posibilidades de ir transformando las cosas que uno está haciendo. No tiene ensayo, solo una leve pasada antes de grabar. En el teatro uno ensaya un mes y después estrena. Es otra dinámica que estoy aprendiendo. Está muy bueno aunque es obvio que uno se estresa porque trata de que todo salga perfecto y, quizá, no siempre terminás del todo satisfecho con lo que hiciste. Es muy distinto. Además, el teatro tiene una adrenalina con la gente que no tiene la tele. Porque en la tele primero grabas, y más adelante tenés algún feedback, o no, de la gente. En el teatro es todo inmediato.

– Pero ¿te gustaría seguir en televisión?
Sí, está buenísimo el laburo. Si bien nunca fue mi objetivo personal, me resulta super interesante, y también me encantaría hacer cine. Está bueno explorarse como actor en todos los medios posibles. El teatro me hace muy feliz. La tele recién ahora la estoy descubriendo. Estoy en un lugar más de presión que de juego todavía. Cuando me sienta más cómoda va a ser otra manera de disfrutar de la carrera.

Silvana además de Viudas, estuvo en Un año para recordar e hizo un bolo para Guapas, que salió al mismo tiempo que empezó a grabar para la tira de Sebastián Ortega. En teatro realizó Mamma Mia! y AVENIDA Q -obra por la cual resultó Ganadora del Premio Hugo “Revelación Femenina” y fue nominada en la misma terna en los Premios ACE-, además de muchas otras del teatro off, y ahora se encuentra en la tercera temporada de la exitosa Y un día Nico se fue, de Osvaldo Bazán.

– ¿Cómo viene esta nueva temporada?
Hay varios cambios de escenografía, vestuario y puesta. Como cambiamos de teatro, se hizo todo un cambio de espacio. Hicimos una temporada en La Usina, otra en el 25 de mayo, una gira nacional y ahora estamos en La Comedia. En todas las reposiciones hubo cambios estructurales. Y eso está bueno porque uno se tiene que adaptar y jugar de otra manera. También tuvimos cambio de protagonista en todas las reposiciones así que eso también invita a remodelar algunas cosas. Y en lo particular, estoy muy contenta porque con Tripa (Germán Tripel) nos queremos mucho. Es salir a jugar con todo un grupo de amigos. Además la obra está muy buena. Tiene muchos momentos de emoción y de humor. La gente se va muy divertida, agradecida. Mis compañeros son todos muy talentosos. Realmente es un placer.

Comentarios

Ingresa tu comentario