Buenos Aires, 28/07/2017

En seis años se duplicó la cantidad de mujeres bomberas

Son más de 7000 y realizan las mismas tareas que los hombre

(CABA) Actualmente, más de 7000 mujeres desempeñan tareas dentro del Servicio Nacional de Bomberos Voluntarios, contra 36.000 hombres. Ellas representan el 16%, contra el 9% que eran en 2010.

“El sistema de bomberos era terriblemente machista. Siempre les pido perdón a las mujeres porque yo también lo fui. Nunca estuvo prohibido que ingresaran porque el estatuto no lo especificaba. Era un tema cultural. Hace 40 años, cuando entraba en un cuartel me chocaba cuando veía una mujer. Pensaba qué demonios tenía que hacer una mujer ahí, que cómo iba a subir a una escalera, agarrar una manguera o salvar una vida”, cuenta Carlos Alberto Ferlise, actual presidente del Consejo Nacional de Bomberos.

Y agrega: “Con el tiempo vi que la mujer podía hacer lo mismo que nosotros y empecé a luchar por su lugar durante mi gestión, lo que me costó mucho, pero por suerte cada vez menos. Hubo que convencer a los oficiales de que había que hacer una inversión, porque tenés que hacer vestuarios separados y ropa adecuada”.

La toma de conciencia sobre la necesidad de una igualdad de oportunidades y trato en el cuerpo se materializó con la creación del Programa de Género del Consejo Nacional de Bomberos Voluntarios, en 2008, que desarrollan conjuntamente el Consejo Nacional y la Fundación Bomberos de Argentina.

“Nació como una necesidad en la institución por la gran desigualdad que existía, como en el resto de las estructuras de las fuerzas de seguridad, que son verticales y machistas. Hubo que empezar a romper ciertas barreras y parámetros bastante rígidos y ver cómo podíamos ir transformando a los propios dirigentes”, señala Natalia Messina, responsable del Programa de Género.

¿Qué aportan las mujeres a esta profesión? Todos rescatan sus capacidades para enfrentar la adversidad, como la empatía o la paciencia, y que los equipos son más ricos, e incluso más efectivos. “Ellas tienen otra visión de las cosas y la mente muy fría. Y no todos los incendios y accidentes son iguales. Tenés que improvisar. Y el sentido común tiene que prevalecer y las mujeres ayudan mucho en esas situaciones”, agrega Ferlise. NT

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario