Buenos Aires, 22/07/2017

Seis alimentos que no ayudan a la perdida de peso

Te presentamos algunos alimentos que pueden interferir a la hora de perder peso

(CABA) Muchas personas requieren de dietas especiales para perder peso. Pero a veces algunos alimentos que creemos que no engordan o que ayudan a bajar de peso, no son tan confiables. Puede que no lo sepas, pero estos son los alimentos que están impidiendo que pierdas el peso que quieres. Mirá esta lista para que no se cuelen en tu dieta.

1. Las salsas preparadas para ensaladas

¿Por qué? Muchos tienen un alto contenido de calorías, azúcar y sal. Además, los expertos alertan que las versiones bajas en grasas pueden contener incluso más cantidad. De hecho, para absorber muchos de los nutrientes de la ensalada, los expertos apuntan a que es bueno consumir una pequeña dosis de grasas. Prueba de ello es que un estudio publicado por el diario American Journal of Clinical Nutrition afirma que las personas que utilizan apósitos sin grasa no absorben licopeno y beta-caroteno, dos antioxidantes necesarios para tener una buena salud y que ayudan a perder peso.

Cambialas por: Aceite de oliva. Podrés obtener la cantidad de grasas que necesitas sin pasarte de la raya. Una cucharada te aporta la dosis necesaria sin que por ello consumas más calorías de las que quieres.

2. Los zumos envasados

¿Por qué? En realidad, los zumos de frutas contienen sólo dos o tres piezas de fruta, mucho azúcar y poca fibra. La insulina aumenta en el momento de consumir esta bebida, pero a los 30 minutos los niveles descienden. ¿El resultado? Al poco rato podés volver a tener hambre. Esto también sucede con los zumos de verduras. De hecho, están elaborados con zumos de frutas envasados a los que se añade, por ejemplo, una pequeña cantidad de col o espinacas. En realidad, la cantidades de verdura y frutas que se toman con un zumo son muy pocas en comparación a las cantidades de agua y azúcar que llevan.

Cambialos por: Frutas de verdad. De esta manera, obtenes la fibra que necesitas y ralentizar la absorción del azúcar, por lo que te sentirás saciado durante más tiempo.

3. Los alimentos envasados

¿Por qué? Muchos de los alimentos envasados en latas de conserva no son un problema en cuanto a calorías, pero sí en cuanto a la cantidad de sodio que contienen. Es cierto que el sodio es ideal para mejorar el sabor de algunas comidas, pero también es el causante de la retención de líquidos. Además, las latas en las que envasan este tipo de alimentos están realizadas con resina que contiene bisfenol-A (BPA), un estrógeno sintético que aumenta el riesgo de padecer obesidad, según cuenta un estudio publicado en la revista Plos One.

Cambialos por: Productos frescos y congelados. Si tu ritmo de vida depende de la comida envasada, buscá una etiqueta libre de BPA. Y antes de ponerte a cocinar lava estos alimentos para eliminar el exceso de sodio.

4. Cremas para el café
Las hay de todo tipo de sabores. Pero más allá del universo que puedan descubrirle a tu paladar, son una de las fuentes más concentradas de calorías que tienes en la nevera. Piensa que pueden suministrarte hasta 50 calorías por cucharada.

Cambialas por: Leche. Puedes probar con una leche de almendras sin azúcar o leche de soja para ayudarte a perder el peso que quieres.

5. Embutidos
Da igual lo light que sean. Los embutidos son productos procesados y no son la mejor opción si estás tratando de perder peso o simplemente comer más sano. La sal que contienen provoca retención de líquidos, y si abusas de los embutidos puedes aumentar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Cambialos por: Haz un Do it Yourself. Todo lo que tenes que hacer es concinar el pavo a fuego lento y luego cortarlo a lonchas muy finas. Con especias, sin jugos y cero químicos, verás que el resultado es delicioso y no querrás comprarlos envasados nunca más.

6. La margarina
Muchos consideran que es una alternativa a la temida manteca pero tiene un alto contenido de productos químicos. Además, también es rica en aceites hidrogenados que pueden boicotear tus esfuerzos para perder peso, incluso en pequeñas dosis.

Cambiala por: Otras fuentes de grasa más naturales, aunque consumas algunas calorías de más. Tu salud lo agradecerá a largo plazo. Si usas la margarina para untar, puedes sustituirla por mantequilla orgánica y sin sal. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario