Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Según Clarín, el 70% de principales radios son kirchneristas

A través de empresarios amigos, el kirchnerismo ha logrado hacerse dueño de el 70% de las principales radios. (CABA) Como parte de una estrategia de Cristina Fernández de Kirchner, los empresarios amigos del Gobierno compraron o crearon 16 radios en Capital en los últimos años, desde que ella es la Presidenta. Esta estrategia se implementó casi por completo con la vigencia de la ley de medios, pese a que esa...

A través de empresarios amigos, el kirchnerismo ha logrado hacerse dueño de el 70% de las principales radios.

Radios-FM1

(CABA) Como parte de una estrategia de Cristina Fernández de Kirchner, los empresarios amigos del Gobierno compraron o crearon 16 radios en Capital en los últimos años, desde que ella es la Presidenta. Esta estrategia se implementó casi por completo con la vigencia de la ley de medios, pese a que esa normativa establece que las licencias de radio son intransferibles.

Eso sin contar Radio Nacional, que está alineada desde la gestión de Néstor Kirchner, en 2003; Radio Madres, que arrancó en 2005; o Cooperativa, que estaba en el 740 del dial, pero desde 2010 emite en AM 770, con mayor potencia, luego de que se quemara la torre de transmisión de otra radio y el mismo día comenzara ahí Cooperativa, que responde a Luis D’Elía.

El 70 % de las 20 principales radios de Capital, que mide IBOPE, están en manos de empresarios kirchneristas o son del Estado nacional. Eso incluye Radio 10 y sus FM, de Cristóbal López; Radio del Plata, de Electroingeniería; las emisoras de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel; las que compró Albavisión, de los dueños de Canal 9; y las de los hijos de Raúl Moneta.

La que era más escuchada en Buenos Aires, Radio 10, fue comprada por el empresario del juego y el petróleo Cristóbal López, en una escandalosa operación que concluyó en marzo del año pasado, cuando la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA), a cargo de Martín Sabbatella, aprobó esa transferencia, junto con las FM que también eran de Daniel Hadad, por las que el empresario kirchnerista pagó US$ 24,5 millones.

La primera decisión que tomó la nueva conducción de Radio 10 fue despedir a Marcelo Longobardi, por ser crítico del Gobierno. Después echó a Antonio Laje, lo que provocó la partida también del “Negro” González Oro. Esos cambios provocaron que la radio descendiera del primero al sexto lugar en el ranking de audiencia.

También se destacó el desembarco de Szpolski y Garfunkel, que a fines de 2013 se quedaron con la Rock & Pop y Splendid. Poco antes, ambos empresarios pasaron a manejar la FM de Rivadavia.

Szpolski fue uno de los primeros en comprar medios para el kirchnerismo, cuando en 2009 se quedó con América y se enfrentó con Martín Pitton, uno de los principales periodistas, que a fin de ese año tuvo que abandonar la emisora.

En ese entonces, Szpolski también había comprado la FM Aspen, que al poco tiempo se la vendió a Albavisión, de Angel González González, dueño del Canal 9. Por ser mexicano no podría ser titular de licencias de radio y TV, pero además en 2012 lanzó la radio RQP.

Víctor Santa María, presidente del PJ Capital, lanzó AM750, con la dirección de Eduardo Aliverti.

Pero fue Electroingeniería la que arrancó con la estrategia de comprar radios para ponerlas al servicio del Gobierno, cuando le compró Del Plata a Marcelo Tinelli y lo primero que hizo fue despedir a Nelson Castro. Ahí abandonaron la emisora Jorge Lanata, Fernando Bravo y Alfredo Leuco.

Las radios independientes del Gobierno son Mitre y La 100, del Grupo Clarín; Continental y Los 40 Principales, de Prisa; La Red, de Vila-Manzano; Latina, de Pierri; y Radio Disney.

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario