Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Sectores de la UCR critican una alianza con el FAP y la CC

Los convencionales nacionales de la UCR Claudia Guebel y Diego Barovero se refierieron de manera crítica a las gestiones que en estos últimos días llevaron a cabo dirigentes del radicalismo porteño con otras fuerzas políticas , en vistas a eventuales armados electorales para el 2013. (Ciudad de Buenos Aires) El cuestionamiento fue para Ricardo Gil Lavedra y otros dirigentes radicales del distrito como Carlos Mas Velez y Willy Hoerth, laderos...

Los convencionales nacionales de la UCR Claudia Guebel y Diego Barovero se refierieron de manera crítica a las gestiones que en estos últimos días llevaron a cabo dirigentes del radicalismo porteño con otras fuerzas políticas , en vistas a eventuales armados electorales para el 2013.

alianza-ucr-fap-cc-parabuenosaires

(Ciudad de Buenos Aires) El cuestionamiento fue para Ricardo Gil Lavedra y otros dirigentes radicales del distrito como Carlos Mas Velez y Willy Hoerth, laderos de Ricardo Alfonsín, que esta semana y sin mandato partidario dieron el paso inicial a una confluencia electoral con el Partido Socialista, el Movimiento Libres del Sur y la Coalición Cívica-ARI.

“Los radicales porteños rechazamos la política de los hechos consumados que viene poniendo en práctica la deshilachada conducción radical del distrito. Es llamativo que el propio  presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR Ricardo Gil Lavedra impulse una jugada que demuestra  escaso apego por la institucionalidad partidaria y parece orientada a demostrar que la política se define en los medios de comunicación”, aseguraron Guebel y Barovero.

La declaración de los dirigentes radicales afirma que “parecen importar poco los programas, las ideas y las resoluciones emitidas por los organismos partidarios. Para quienes operan a espaldas de los afiliados radicales sólo se trata de estar en las listas, no importa el precio que se pague por ello. No podemos permitir que también en la UCR se institucionalice el cuentapropismo político”, afirmaron.

“Los acuerdos electoralistas, caprichosos y opacos, devalúan al sistema de partidos políticos -que la UCR debe defender como garantía de la democracia participativa y no delegativa- porque ponen en primer lugar la necesidad de la reelección permanentes de quienes ya ostentan cargos electivos y dejan en segundo plano la elaboración de las propuestas programáticas y los ejes de políticas públicas que muestren coherencia y respeto por el electorado”, se quejaron los convencionales.

Comentarios

Ingresa tu comentario