Buenos Aires, 20/10/2017, edición Nº 1801

Secretarias virtuales, la apuesta tecnológica de Apple, Intel y Microsoft

Las secretarias virtuales permiten manejar todas las funciones del celular mediante la voz. (CABA) Aunque para algunos resulte una aberración dictarle órdenes mediante la voz a su teléfono, los asistentes personales, que se controlan a través de la voz, son una de las apuestas de las grandes marcas tecnológicas. Más allá de establecer citas, calcular rutas, programar el despertador y enviar mensajes mientras uno maneja, su mayor desafío es asimilar las...

Las secretarias virtuales permiten manejar todas las funciones del celular mediante la voz.

06_archimedes_35438535

(CABA) Aunque para algunos resulte una aberración dictarle órdenes mediante la voz a su teléfono, los asistentes personales, que se controlan a través de la voz, son una de las apuestas de las grandes marcas tecnológicas. Más allá de establecer citas, calcular rutas, programar el despertador y enviar mensajes mientras uno maneja, su mayor desafío es asimilar las rutinas del propietario para anticiparse a sus requerimientos.

La rivalidad de los asistentes inteligentes empezó cuando en octubre de 2011 Apple encendió la luz de Siri, que llegaba de la mano del iPhone 4s. Un año más tarde salió al cruce Google Now, dotado de una poderosa inteligencia artificial. El otro competidor es Cortana, que en 2014 se pegó al Windows Phone 8.1. En breve, BlackBerry tendrá también el suyo.

Por fuera del circuito celular, Intel sorprendió a todos con Jarvis, un auricular inalámbrico que tiene el mismo nombre del asistente virtual que Tony Stark usa para sus trajes de Iron Man. Este prototipo, que todavía no está a la venta, puede funcionar con cualquier móvil sin estar vinculado a “la nube”, ya que la síntesis de la voz la realiza el propio chip del dispositivo mediante un procesador Quark.

Para obtener las respuestas solicitadas, los tres primeros necesitan conexión permanente a Internet para que una vez comprimida la voz, se envíe el contenido a la red para que sea interpretado el mensaje.

Sin embargo, la chispa que alumbra el núcleo motor de estos asistentes virtuales es el propio teléfono.

Para conocer a las mañas de su propietario, revisan los e-mail, los compromisos en el calendario, los temas que más escuchan y los recorridos realizados a diario.

La proyección a futuro es que estos asistentes, que también se pueden adaptar para otros dispositivos como los relojes o las computadoras, brinden la información que cada usuario precise sin que nadie se las pida. Es decir, bajo la premisa de mejorar la vida de las personas, en base al aprendizaje cotidiano, sean capaces de predecir los movimientos de su portador. Por ejemplo, saber qué a determinada hora, sólo se reciben llamados de los contactos principales.

Y si bien Google Now no posee la capacidad de predicción de Cortana, ni su timbre de voz esté tan logrado como el de Siri, según una investigación comparativa de la consultora Stone Temple, es el que entrega las respuestas más precisas y el que ofrece más información para tratar de completar la idea.

Después de someter a los asistentes a una batería de 3.086 preguntas, Google respondió con exactitud 1.795 de las consultas, alcanzando un 88% de precisión. Siri de iPhone concretó 908 respuestas correctas, con un 53% de eficacia y Cortana de Windows Phone, que está dando sus primeros golpes, respondió bien 630 preguntas, con un porcentaje favorable del 40%. Para considerar válida las réplicas, además de ser exactas, cada asistente debía sumar la mayor cantidad de datos complementarios como imágenes, direcciones o fuentes que contribuyan a validar la información.

Para el que quiera iniciar un camino distinto, hay otros asistentes gratuitos como Sherpa Next o Indigo, que se comporta como un Siri para Android. Para los que quieren comunicarse con su móvil, Viv es el más ágil. Mientras que Dragon Mobile es una opción a Siri.

Comentarios

Ingresa tu comentario