Buenos Aires, 23/09/2017, edición Nº 1774

Se viene el flamante hotel Four Seasons Buenos Aires

Remodelan con US$ 30 millones el lujoso hotel porteño. Pondrán a nuevo el lobby, los salones y las 150 habitaciones que tiene la torre. Fue construido en 1992 y esta será su primera reforma integral. Mientras, el hotel seguirá abierto.  Es uno de los hoteles de lujo porteños y contiene al palacio Alzaga Unzué, residencia con huellas de la aristocracia de principios del siglo XX, si las hay. Y ahora...

Remodelan con US$ 30 millones el lujoso hotel porteño. Pondrán a nuevo el lobby, los salones y las 150 habitaciones que tiene la torre.

Fue construido en 1992 y esta será su primera reforma integral. Mientras, el hotel seguirá abierto.  Es uno de los hoteles de lujo porteños y contiene al palacio Alzaga Unzué, residencia con huellas de la aristocracia de principios del siglo XX, si las hay. Y ahora arranca una etapa de remodelación integral.

El hotel Four Seasons Buenos Aires anunció el inicio de un plan por US$ 30 millones para renovar y modificar el lobby, restaurante, bar, habitaciones, suites y jardín. La idea es terminar los trabajos en noviembre. Mientras duren, el hotel seguirá abierto a sus visitantes por su entrada de Cerrito.

Ubicado en Posadas 1086 y 1088, de cara a la avenida Libertador y sobre la bajada de la Autopista Illia, el edificio que hoy es sede local de la cadena canadiense, fue construido en 1992 para ser explotado por otra hotelera, la Park Hyatt, junto al edificio de los Alzaga Unzué. En septiembre de 2001, con la crisis argentina, Hyatt acordó con el entonces propietario, el saudita Gaith Pharaon, dejar el emprendimiento, que pasó a manos de Four Seasons. Pharaon, por su parte, dejó el hotel en 2006, cuando cerró la venta al grupo chileno Saieh. Desde entonces la cadena no había hecho arreglos integrales en la torre, aunque sí en 2007 renovó completamente el palacio , y rescató su historia para sus salones y 7 habitaciones de lujo.

El año pasado el hotel volvió a cambiar de dueño. En abril el grupo Saieh se lo vendió a Ali Albwardy, un hombre de Dubai habitué de Argentina desde hace 20 años. La operación, de US$ 64 millones, incluyó el traspaso del gerenciamiento, en manos de Four Seasons. “El nuevo propietario tenía intención de adquirir una propiedad en Buenos Aires y el año pasado compró este hotel. Fue él quien decidió encarar esta renovación integral de la torre, que es la obra más grande desde que se construyó, en 1992. Es un cambio total, cien por ciento, que incluye la decoración y el estilo.

Lo único que no se toca es la Mansión , que tiene sus siete suites”, contó Gabriel Oliveri, Director of Sales & Marketing del Four Seasons.

Según explicó, la obra para el edificio, que tiene 12 pisos, más de 150 habitaciones (con t arifa de US$ 410 a 540 , según la época del año) y varios salones (entre la parte antigua y la nueva suman 13), se hará en dos etapas. “La primera terminará en noviembre y abarca el lobby, bar, restaurante y cinco pisos de habitaciones, además del jardín. En la segunda, que arranca en enero, se hará el resto”. Todo estará a cargo de tres estudios de arquitectura internacionales: WA International; EDG y 40NORTH.

“No es un lavado de cara, es cirugía mayor . Va a sorprender. El proyecto es alucinante, manteniendo el gusto argentino pero con diseño internacional”, cerró Oliveri.

Comentarios

Ingresa tu comentario