Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Se van conformando los nombres para la Cultura

Darío Lopérfido sería el ministro en la Ciudad y Pablo Avelluto en la Nación.

(PBA) Danza de nombres en el mundo de la cultura. Con una sola fuerza política y tantos cargos para cubrir, ayer fue un día febril en el área. En el cielo de las versiones volaron posibles ministro de Cultura para la Nación, para la Ciudad de Buenos Aires, y hasta una terna de posibles directores para el Centro Kirchner.

Oficialmente, el presidente electo, Mauricio Macri no confirmó a nadie en esos cargos pero ayer circuló un nombre conocido en la industria editorial para reemplazar a Teresa Parodi: Pablo Avelluto. Actual coordinador del Sistema de Medios Públicos porteño y elegido como representante de la Ciudad en el Parlasur, Avelluto (1966) fue director de Random House Mondadori -la filial local de una de las editoriales más grandes del mundo- durante ocho años. Viene de la mano del hoy poderoso Marcos Peña y es uno de los que movieron la idea de no hacer una bandera del antikirchnerismo: si él fuera ministro, el Centro Cultural Kirchner no tendría por qué cambiar de nombre y hasta convocaría a algunos funcionarios de la filas K. Viene hablando de mirar para adelante, de modernizar, de cambio generacional, de dejar de discutir los años 70 y pararse en el siglo XXI.

Hasta ahora, un candidato “cantado” para el puesto era el actual ministro de Cultura porteño, Hernán Lombardi. Pero en la entrevista de ayer con Clarín, el presidente electo, Mauricio Macri, dio un dato: Lombardi estará a cargo del Sistema de Medios Públicos. Esto pareció quitarlo del juego para Cultura. Sin embargo, en los programas televisivos de la noche, Lombardi dijo que tenía un plan para medios y cultura. Quedó una puerta abierta.

Otro nombre que está prácticamente despejado es el de Darío Lopérfido (1964). Según fuentes muy confiables, el actual director del Teatro Colón sería anunciado hoy o mañana como el próximo ministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires. Esta versión también tuvo marchas y contramarchas: Lopérfido, se decía, no quería dejar el Teatro Colón. Por eso la semana pasada se habló de María Victoria Alcaraz -actual subsecretaria de Patrimonio Cultural de la Ciudad- como sucesora de Lombardi. Sin embargo, según se supo ayer, el puesto lo ocuparía Lopérfido sin dejar de estar vinculado “de alguna manera” al Colón. Es un puesto atractivo: la Ciudad maneja el presupuesto cultural más grande del país, tiene instituciones, festivales, turistas y muchas posibilidades de hacer una gestión de alta visibilidad. Lopérfido tiene experiencia: entre 1997 y 1999 fue titular de Cultura en la Ciudad; el Jefe de Gobierno era Fernando de la Rúa. Con De la Rúa como presidente, en 1999 dejó el cargo para transformarse en Secretario de Cultura y Comunicación de la Nación y allí se quedó hasta diciembre de 2001.

Ayer en el ministerio de Cultura y en el CCK se hablaba de los cambios con cierta intranquilidad: algunos funcionarios aconsejaban a los empleados que se afiliaran a ATE, uno de los sindicatos estatales, ante posibles despidos.

El centro cultural hoy no tiene director pero se barajan tres nombres para la nave insignia de la cultura K: los músicos Adrián Iaies y Gustavo Mozzi y la actual Directora de Festivales de la Ciudad, Viviana Cantoni, que es la mujer de Alejandro Gómez, designado por María Eugenia Vidal para encabezar Cultura en la provincia de Buenos Aires.

Comentarios

Ingresa tu comentario