Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Se reciben en la Ciudad seis denuncias diarias por chicos golpeados

En 2014 la línea 102 recibió 4.500 llamados y la mitad fue por maltrato físico. Los abuelos son los que más denuncian.

(CABA) Sólo en el área metropolitana, de 4.500 llamadas que atendieron en la línea 102 el año pasado, la mitad corresponde a golpes, chirlos, tirones de pelo, patadas contra chicos. Es decir, seis denuncias de maltrato físico por día. Le siguen el cuidado negligente, como no llevarlos a la escuela ni cumplir con el calendario de vacunación o dejarlos solos cuando son muy pequeños. El resto corresponde a maltrato psicológico. Decirle a un chico “sos un tarado“, “al final todos son mejores que vos” o “no llores que pareces una nena” parece una práctica naturalizada y por eso el porcentaje de denuncias es bajo: constituye sólo el 10%.

En Argentina, 16 provincias cuentan con este sistema de denuncia y todos funcionan con el mismo número, el 102. No cuidar a un chico, golpearlo o agredirlo emocionalmente, son formas de violencia que atraviesan todos los sectores sociales. En la Ciudad la mayoría de los que se comunican son adultos: en primer lugar los abuelos. Siguen las maestras y los médicos, que dan aviso cuando la violencia intrafamiliar se instaló.

La idea de la línea es que sean los mismos menores de edad los que pidan ayuda, pero aún no se logró ese objetivo. Según la última Encuesta de Condiciones de Vida de Niñez y Adolescencia de Unicef, en Argentina el 46,4% utilizó el castigo físico para disciplinar a sus hijos, y el 65,2% reconoció haberlos agredido psicológicamente. Además, uno de cada 10 padres y madres ha aplicado el castigo físico severo.

En la Provincia de Buenos Aires, donde la línea 102 atiende todos los días, las 24 horas, el maltrato físico también es lo que más se denuncia. El año pasado atendieron 1.749 llamadas de las cuales 357 correspondían a ese tipo de violencia. La estadística parece que no variará este año: entre enero y el mes que pasó, el 22,8% corresponde a denuncias sobre chicos golpeados.

Observamos que el maltrato es el principal motivo que requiere de la intervención del Estado, muy por encima de las situaciones de calle o el abandono. La violencia contra los niños es muy difícil de detectar de no mediar una denuncia ya que suele estar ejercida en el propio seno familiar de la víctima. Por eso, además de optimizar el sistema, es necesario que la sociedad se involucre y denuncie“, señaló Pablo Navarro, Secretario de Niñez y Adolescencia de la Provincia.

infantil

Fuente: texto de Victoria De Masi en diario Clarín.

Comentarios

Ingresa tu comentario