Buenos Aires, 16/12/2017, edición Nº 1858

Se liberaron los coches del subte C

Son 18 vagones usados que compró la Ciudad y llegaron a principio de año. Un fallo le ordenó a la Aduana que en diez días autorice su salida.

Otra vez una disputa entre la Ciudad y la Nación termina en los tribunales. La Justicia Federal le dio la razón al Gobierno porteño y ordenó que se libere el ingreso al país de 18 vagones comprados para la línea C del subte, que la Aduana tiene trabados desde principios de año. En tanto, otros 12 vagones seguirán en esa situación.

La decisión fue tomada por Liliana Heiland, titular del Juzgado Contencioso Administrativo Federal N° 10, quien le dio a la Aduana cinco días para que firme los certificados de importación de bienes usados que hacen falta para sacar los vagones del depósito. De todas formas, el Gobierno nacional tiene dos días hábiles para apelar, lo que es muy probable que suceda.

El conflicto comenzó el 6 de enero, cuando llegaron los primeros seis vagones traídos desde el metro de Japón, que Subterráneos de Buenos Aires (SBASE) compró para reforzar la flota de la línea C. El 27 de febrero llegó la segunda tanda, de 12. Son vagones idénticos a los que entre 1998 y 2002 llegaron al país y hoy se usan en la línea que une Retiro con Constitución, pero estos últimos cuentan con aire acondicionado y fueron refaccionados a nuevo.

Como suele pasar con los bienes importados, y en especial por motivos políticos, la Aduana trabó los trámites. En SBASE aseguraron que presentaron todos los papeles, pero que aún así no les dieron la autorización. Y agregaron que ya llevan gastados más de 643.000 dólares por el alquiler del depósito. Para colmo, en julio llegó otra tanda de 12 vagones: en este caso, aún no hubo un reclamo judicial y se sigue con los trámites.

En la Secretaría de Comercio, en cambio, afirman que la Ciudad se demoró en presentar un certificado de reacondicionamiento, trámite obligatorio para liberar el permiso de importación. Pero en SBASE aseguran que es un argumento “arbitrario”, y por eso desde abril vienen reclamando en la Justicia.
Lo irónico es que SBASE decidió adquirir estos coches porque, al ser iguales a los que ya andan en la línea, los iban a poder poner a funcionar más rápido que a un vagón cero kilómetro, que necesita más adaptaciones y pruebas. Se estima que, a partir de que se concrete la liberación de la Aduana, los Nagoya entrarían en funcionamiento en dos meses. A los cero kilómetro, para ponerlos a rodar, hay que hacerles pruebas dinámicas que pueden demorar el doble.

Estos vagones son parte de los 386 adquiridos por SBASE para adquirir renovar la flota:

En la A sumaron diez a los 45 que ya había. Aún faltan 50.

Para la B compraron 86 vagones usados de España, ya circulan 24.

En la D incorporaron 12 y prometen más.

La línea E sumará más adelante 45 coches. Actualmente están renovando 10 km. de vías.

Para la H compraron 120 unidades nuevas, de las cuales 18 ya están en la etapa de prueba y se sumarían progresivamente a partir de marzo. Además, esta línea sumará en diciembre las estaciones Córdoba y Las Heras, y en abril la de Santa Fe.

La necesidad de modernizar la flota y agregar capacidad de transporte es una demanda urgente para los más de un millón de usuarios que diariamente se mueven en el subte. A nivel mundial, se toma como parámetro que en las horas pico deben viajar no más de cinco personas por cada metro cuadrado de la formación, pero en el caso de la línea C el indicador es de 7,4.

Hay quienes dicen que el Gobierno nacional estaría frenando el ingreso de los vagones porque la Ciudad le bloqueó la habilitación de una sucursal del Mercado Central en Colegiales (ver En la negociación…). Ya hay un antecedente en este sentido: el Gobierno porteño logró que la Nación le destrabara la prolongación de la autopista Illia toda vez que aceptó la mudanza del monumento de Colón y la instalación de la estatua de Juana Azurduy detrás de la Casa Rosada.

Comentarios

Ingresa tu comentario