Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Se inaugurarán seis nuevos pasos bajonivel

Durante 2015.

El Gobierno de la Ciudad continuará con la construcción de pasos bajonivel para mejorar el tráfico en las principales arterias de la Ciudad.

paso bajo nivel

(CABA) La Ciudad comenzó con la construcción de dos de los seis pasos bajo nivel previstos para este año , que se estrenarán en 2015, muy posiblemente antes de las elecciones nacionales para elegir un nuevo presidente.

Ninguno de estos viaductos, por los cuales el Estado porteño desembolsará más de 450 millones de pesos, estará bajo la traza del ferrocarril Sarmiento.

Aunque fuentes del gobierno nacional habían asegurado que se construirían túneles bajo las vías que unen Once con Moreno -el prometido soterramiento del ramal está desde hace años demorado-, y dado que a mitad de año el Sarmiento sumará 25 trenes nuevos, con un impacto en el tránsito pasante por el tiempo en que las barreras estarán bajas, el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chain, aseguró que no había “ningún proyecto concreto para hacer viaductos” en esa línea. Aclaró: “En principio sólo se harán dos puentes“, en Caballito y Flores.

Desde 2008 hasta hoy, la Ciudad construyó 22 viaductos; los otros seis se sumarán antes de que Mauricio Macri termine su segundo mandato como jefe comunal. La obra más grande es la del paso bajo nivel en la avenida Constituyentes y las vías el ferrocarril Mitre ramal José León Suárez, con una inversión de $ 119.950.000.

Se trata de una obra planeada hace décadas; se extenderá desde la avenida Mosconi y su continuación, Olazábal, hasta el eje CullenJosé León Cabezón, entre Villa Pueyrredón y Villa Urquiza. Tendrá cuatro carriles de circulación, dos en cada sentido, y su altura, de 5,10 metros, admitirá tanto vehículos livianos como pesados. Las obras las ejecutará Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA), que llevó adelante todos los viaductos de la ciudad.

El proyecto incluye pasos peatonales bajo nivel con escaleras y rampas para personas con movilidad reducida y la construcción de calles de convivencia, que permitirán el acceso de los frentistas a sus viviendas y comercios. El espacio público circundante será puesto en valor mediante nuevas veredas, forestación, mobiliario urbano renovado y una marcada iluminación.

A fin de evitar inundaciones en el túnel se prevén una readecuación general del sistema hidráulico existente y la instalación de una estación de bombeo con tres bombas conectadas a un grupo electrógeno.

Esta obra, con colectoras para los frentistas, requiere el ensanche de la avenida Constituyentes. Por esta razón, 106 inmuebles a ambos lados de la arteria fueron expropiados, o bien desalojados, ya que varios estaban tomados.

Para despejar la zona, la Dirección General de Administración de Bienes porteña trabaja desde el año pasado en la recuperación de las propiedades en conflicto con la futura obra, que estuvo frenada desde 1989. Exigía la expropiación de 22 inmuebles; ya se lo hizo con 16, y otros seis dependen de trámites judiciales.

Desde febrero pasado, Constituyentes quedó cerrada al tránsito en la zona de la obra. Como alternativa para cruzar las vías sirven los pasos bajo nivel ya habilitados en las paralelas Pacheco, Ceretti, Zamudio y Altolaguirre. “Con esta obra del paso bajo nivel de Constituyentes se agregará un espacio verde y se construirá una suerte de plaza para que puedan disfrutar los vecinos. Este tipo de cambios son de gran impacto, porque desaparecen los congestionamientos en el tránsito y porque se incorpora un sitio que pueden aprovechar grandes y chicos“, dijo a Chain.

Otro de los pasos bajo nivel que ya comenzó a ser construido es el de la avenida San Martín y el ferrocarril Urquiza, en Villa Devoto. Allí se están realizando los pasos alternativos en Cuenca y Concordia, que permitirán cruzar las vías del tren cuando se cierre San Martín para ejecutar la obra, que demandará una inversión de $ 111.988.000.

Otro de los viaductos estará en la avenida Congreso y las vías del ferrocarril Mitre (ramal Tigre), en el límite entre Belgrano y Núñez. En este cruce hoy se producen grandes embotellamientos de tránsito. AUSA comenzó con la construcción del paso a nivel provisorio en Roosevelt, que servirá de alternativa para cruzar las vías en sentido a Libertador. El presupuesto destinado a esta obra será de $ 53.160.000.

También en la avenida Congreso y las vías del ferrocarril Mitre (ramal Mitre) se hará otro viaducto, en el límite entre Villa Urquiza y Coghlan. La obra comenzaría a principios del mes próximo y se prevé para ella un gasto de $ 59.961.000.

Además, están en proceso de licitación, y se harán este año, los pasos bajo nivel de Beiró y el ferrocarril Urquiza, en el barrio de Agronomía, y de Balbín y el ferrocarril Mitre (ramal Mitre), en Saavedra. Los montos de estas dos últimas obras recién se conocerán cuando sean abiertos los sobres de las ofertas. Eso sí: la Ciudad prevé que todos los pasos bajo nivel estén terminados el año próximo.

Fuente consultada: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario