Buenos Aires, 16/08/2017, edición Nº 2075

Se hará el soterramiento del Ferrocarril Sarmiento

El gobierno nacional lanzó un plan de obras entre los que se incluye soterrar el Sarmiento, hacer metrobuses y rutas y mejorar la red de agua

(CABA) Después de varios anuncios presidenciales, el Gobierno dejó asentados finalmente por escrito, en un documento público, los lineamientos de un ambicioso plan de inversiones en rutas y trenes; el soterramiento del Sarmiento; la construcción del sistema Metrobus en varias provincias, y obras de agua potable y cloacas por casi 100.000 millones de pesos.

La iniciativa se desarrollará en todo el país y se prolongará incluso más allá de la administración de Mauricio Macri, aunque el grueso de las obras se concretará el próximo año. Se trata de una de las mayores apuestas concretas que haya realizado hasta ahora el Gobierno con vistas a estimular la marcha de la economía, estancada desde hace al menos cuatro años. El responsable de atraer los fondos para las obras es el Estado, según surge del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que se publicó ayer en el Boletín Oficial y que fue elaborado el jueves de la semana pasada. Sin embargo, no hay precisiones sobre la manera en que se financiará cada uno de los proyectos propuestos.

Pese a su trascendencia, la norma no lleva la firma de Macri sino la de la vicepresidenta Gabriela Michetti y de 14 ministros, incluido el jefe de Gabinete, Marcos Peña. “La norma se hizo porque nos permite definir obras que no se pudieron agregar al Presupuesto, porque estaba cerrado, y permite transparentar las obras del nuevo gobierno”, explicó Ricardo Delgado, subsecretario de Coordinación de la Obra Pública Federal.

De los $ 98.674 millones previstos para los próximos cuatro años, $ 83.114 millones se destinarán a proyectos ferroviarios y $ 5090 millones a la reparación y el tendido de rutas, tarea a cargo de la Dirección Nacionalidad de Vialidad (DNV), el organismo que quedó envuelto en la polémica tras la gestión de José López al frente de la Secretaría de Obras Públicas. El grueso del presupuesto, entonces, quedará bajo la órbita del Ministerio de Transporte, que dirige Guillermo Dietrich.

La inversión en lo que resta de este año será de $ 3513 millones. Aunque es un número menor, permitirá poner en marcha las licitaciones. Esa cifra escalará hasta $ 31.072 millones el año próximo y a $ 24.000 millones en 2018. Para los próximos períodos quedarán algo más de $ 40.000 millones, aunque puede ocurrir que no todos los desembolsos se hagan en 2019, el último año del mandato de Mauricio Macri. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario