Buenos Aires, 22/10/2017, edición Nº 1803

Se demora la implementación de beneficios con la tarjeta SUBE

El descuento general será del 10%, pero podrá haber rebajas diferenciales, según lo requiera cada local o sector.

(CABA) La decisión del Gobierno de convertir a la tarjeta SUBE en un plástico con el que se pueda, además de pagar menos por el transporte público, acceder a beneficios en comercios de diversos rubros aún está lejos de implementarse. La presidenta Cristina Fernández había anunciado la semana pasada que estaría vigente a partir de ayer, pero ni siquiera comenzó el proceso de inscripción de locales, según queda constatado al ingresar a www.subeneficio.gob.ar, la página web creada para su operatoria.

De todos modos, el secretario de Comercio, Augusto Costa, y el subsecretario, Ariel Langer, mantuvieron esta semana reuniones con los titulares de la Cámara de Comercio (CAC), Carlos de la Vega, y de la Confederación de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, para avanzar en la puesta en marcha del programa y, según se les comunicó, el descuento general en los comercios para los usuarios de la SUBE será del 10%. También les dijeron que el beneficio será acumulable con el plan Ahora 12, mediante el cual los consumidores pueden acceder a financiamiento sin interés por un año en una amplia red de locales.

La nómina de comercios adheridos será difundida a través del sitio web del programa y mediante publicidad específica que realizará Comercio en los medios. Los rubros involucrados serán: hotelería, restaurantes y bares; peluquerías y afines; jugueterías; ferreterías; veterinarias; vinotecas; librerías; heladerías; cines y teatros; gimnasios; farmacias; electrodomésticos; moda y accesorios.

Luego del encuentro con Langer, la CAC también les comunicó a sus socios que podrán adherir mediante la web y que las transacciones dentro del programa no tienen costo. Además, les remarcó que en principio el plan estará vigente para la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, la ciudad de Santa Fe, Paraná y las principales localidades de Tierra del Fuego, aunque podrán adherirse comercios de todo el país.

Si bien el descuento general será del 10%, si algunas cámaras sectoriales o empresas desean solicitar condiciones especiales tales como rebajas diferenciales por líneas de productos o días de la semana/períodos en que se da el beneficio, deberán requerirlo mediante la cámara para que sea elevado luego al Gobierno.

Para acceder al beneficio, el consumidor deberá ingresar a la página web, elegir el comercio e imprimir el cupón de descuento para presentar en el local. En una primera etapa, la firma le hará la rebaja directamente, pero está en estudio la posibilidad de que ese dinero sea reintegrado a la cuenta de la SUBE, para que el consumidor acumule crédito que luego pueda ser utilizado para viajar, precisó una fuente de CAME.

Por otra parte, Langer le transmitió a De la Vega en la reunión que mantuvieron el lunes que existe la idea de que la tarjeta se transforme en un medio de pago. Actualmente, existen 8 millones de plásticos, que podrían incrementarse a partir de este nuevo programa.

El plan Subeneficio se suma al Ahora 12 y a otros anunciados recientemente por la Presidenta, como por ejemplo el “Renovate”, que buscan impulsar el consumo en un año electoral y en el que las ventas están fuertemente afectadas por el estancamiento económico. Los comerciantes admiten que el contexto está complicado y que estos planes ayudan.

tarjeta-sube

Comentarios

Ingresa tu comentario