Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Se demora el funcionamiento del tren eléctrico Roca a La Plata

Se había anunciado que el servicio se restablecería hoy, pero se informó que faltan “ajustes técnicos” que tardarán al menos 5 días.

(PBA) El debut del primer tramo electrificado del tren Roca a La Plata se demorará al menos 4 o 5 días y no se producirá mañana, como había anunciado la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner la semana pasada, cuando inauguró las obras. Demoras para completar los trabajos de electrificación y otras complicaciones de último momento hicieron que se debiera postergar el inicio de la operación del servicio, que en principio correrá entre Constitución y Quilmes, mientras que el trayecto completo, hasta La Plata, recién estaría listo en marzo.

“La Operadora Ferroviaria del Estado de Nuevos Ferrocarriles Argentinos comunica que continúan las tareas de ajuste técnico y las pruebas de funcionamiento correspondientes a la obra de electrificación de vías del ramal a La Plata de la Línea Roca, por lo que el reinicio del servicio ferroviario en el tramo Plaza Constitución-Quilmes se concretará en los próximos días”, dice el comunicado oficial, y agrega: “Una vez garantizado el correcto funcionamiento de todo el sistema eléctrico y finalizadas las corridas de prueba de los trenes cero kilómetro destinados a este ramal, se comunicará la fecha de comienzo del servicio”.

Para acelerar la obra, que el Gobierno saliente quería inaugurar completa antes del final del mandato de Cristina, el ramal fue cerrado hace más de tres meses, el 6 de septiembre. Por la complejidad de los trabajos, que incluyeron un viaducto en Ringuelet, y aunque la Presidenta participó de un acto de inauguración el sábado 5 de este mes, cuando anunció que el tren comenzaría a correr hoy, la reapertura del recorrido sufre ahora una nueva demora.
Mientras tanto, desde el Ministerio de Transporte se informó que seguirá operando el servicio de micros que, desde Constitución, y desde estaciones como Quilmes, Berazategui y La Plata, entre otras, utilizan los usuarios en lugar del tren. Esta opción, que incluye 300 ómnibus, cuenta con aceptación entre los pasajeros.

El tramo Constitución-Quilmes es utilizado por el 60% de los pasajeros que usan el servicio a La Plata. Con la inauguración se incorporarán100 coches cero kilómetro con frenos ABS, aire acondicionado, amortiguación neumática, cierre de puertas inteligente, cámaras de seguridad, iluminación LED y sistemas de comunicación. El objetivo es mejorar las frecuencias entre servicios y mejorar los tiempos de viaje. Hasta ahora, con las locomotoras diésel, hacer el recorrido demandaba 80 minutos. Mientras que con las nuevas formaciones llevará 55 según los cálculos hechos por los especialistas.

La inversión, que abarca la electrificación y la compra de las nuevas formaciones, asciende a 500 millones de dólares. La renovación del ramal a La Plata estaba pendiente desde hace más de 40 años y es parte de la renovación ferroviaria que comenzó el ex ministro Florencio Randazzo una vez que se hizo cargo del área, antes bajo la órbita de Julio de Vido, tras la tragedia de Once, que le costó la vida a 51 personas y heridas a más de 700.

Aunque el tramo que primero comenzará a funcionar será hasta Quilmes, la obra completa comprende los 52,6 kilómetros entre Constitución y La Plata, abarca 19 estaciones y, una vez que finalice, beneficiará a 84 mil pasajeros por día. Según se informó, el objetivo es inaugurar luego el tramo hasta Berazategui y en marzo completar el recorrido hasta La Plata, aunque no hay confirmación de fechas.
Además de la electrificación, Cristina y Randazzo también inauguraron el 5 de diciembre la renovada estación de City Bell, que tiene un paso bajo nivel de 100 metros que mejora la conectividad en la zona, y un viaducto en Ringuelet, en donde antes había un terraplén que complicaba el normal escurrimiento de las aguas en la zona del arroyo El Gato.

Comentarios

Ingresa tu comentario