Buenos Aires, 18/08/2017, edición Nº 2077

San Telmo: una plaza del barrio cumple tiempo record de ocupación

Un amparo impide desalojar el depósito del cuidador de la plaza, ocupada hace 22 años. Los vecinos denuncias que desde hace un año se armó una ranchada con unas 50 personas, donde hay peleas y drogas. (CABA) El caso de la plaza Cecilia Grierson, en el barrio de San Telmo, podría inscribirse como un récord: hace 22 años que está usurpada. Una situación que se remonta a 1991 y que...

Un amparo impide desalojar el depósito del cuidador de la plaza, ocupada hace 22 años. Los vecinos denuncias que desde hace un año se armó una ranchada con unas 50 personas, donde hay peleas y drogas.

DSC09712

(CABA) El caso de la plaza Cecilia Grierson, en el barrio de San Telmo, podría inscribirse como un récord: hace 22 años que está usurpada. Una situación que se remonta a 1991 y que ahora se encuentra frente a un atolladero legal y un conflicto familiar que genera aún más incertidumbre. Además, para los vecinos se convirtió en una preocupación: por momentos puede haber hasta 50 personas viviendo o “parando” en precarias estructuras de chapas y cartones, cocinando en fogones improvisados y clasificando lo que recogen con el cartoneo. Lo que se conoce como ranchada, a solo 13 cuadras de la Jefatura de Gobierno y en plena zona de atracción turística de la Ciudad.

La plaza, entre medianeras, está ubicada en avenida San Juan 650, entre Perú y Chacabuco. Tiene unos 2.000 metros cuadrados y una frondosa vegetación de árboles nativos. “Pero dejó de ser una plaza, es tierra de nadie, boca de lobo en la noche y grotesca imagen durante el día. No debe existir en toda la Ciudad un espacio público más degradado y maltratado”, arriesgó Alberto Martínez, vecino del barrio e integrante de la Asociación Mirador del Lezama. “Se da una situación kafkiana. Porque desde el Ministerio de Desarrollo Social dicen que solo pueden asistir a la gente u ofrecerles un parador nocturno; desde Espacio Público afirman que todo es responsabilidad de las comunas; y en la Comuna 1 nos prometieron que se iban a ocupar pero al final no pasó nada”, contó Martínez.

Es que detrás de la toma hay dos situaciones complejas. Por un lado está Juan Domingo Jiménez, quien llegó a la plaza en febrero de 1991 con su familia y ocupó lo que era el puesto del cuidador, una construcción circular que funcionaba como depósito y en donde también había baños.

Por otro lado, desde hace más de un año se mudó a la misma plaza una ranchada que antes estaba en el bajo autopista de Tacuarí, entre San Juan y Cochabamba. Así, la situación se desmadró: “De repente se arman batallas campales, se tiran piedras, chapas y botellas. Toman mucho alcohol y los más jóvenes aspiran pegamento. Pero lo peor es el nivel de indigencia en el que viven, es infrahumano”, le contó una vecina de la manzana. “La situación es lamentable. Por un lado se priva a niños y vecinos de un lugar de encuentro y, por otro, se “humilla” el recuerdo de quien fue una gran mujer”, opinó Maru, también vecina, sobre la figura de Cecilia Grierson, que fue la primera médica argentina.

Gabriel Santagata, de la web Alerta Militante y presidente del Club Deportivo Giuffra de San Telmo, reconoce que desde “la Comuna 1 trabajaron mucho para resolver el problema, pero hay que entender que detrás hay una problemática social muy compleja. Juan, el hombre que ocupó el lugar en el 91, tiene diabetes, un hijo en silla de ruedas y un hermano con problemas mentales. Son situaciones complicadas. Pero también es cierto que la plaza se convirtió en un aguantadero que perjudica a todos los vecinos”, analizó.

Desde la Ciudad explicaron que “cuando el IVC estaba a punto de entregar el crédito para que Jiménez comprara una vivienda y se mudara, la mujer de uno de sus hijos –Micaela Villarubia– se instaló en la plaza e interpuso un amparo, buscando también que le otorgaran un crédito”. Así se trabó la negociación, “porque la Ciudad no puede tomar dominio nuevamente de la plaza en tanto haya un amparo. Hablando jurídicamente, esto va para largo”, explicaron desde el área que asesora legalmente a la Ciudad. La causa tramita en el Juzgado Contencioso Administrativo y Tributario número 17, secretaría 34. En tanto la Cámara le “ordenó al Gobierno porteño que debe resguardar el derecho a la vivienda del grupo afectado”.

Ramón Lanús, Director General de Atención Inmediata (del Ministerio de Desarrollo Social porteño), explicó: “Si bien contamos con un abanico de recursos para tratar este tipo de problemáticas, necesitamos la colaboración de la gente, que se dejen ayudar, que acepten los paradores o los subsidios. De otra forma, con estas trabas judiciales, los asistentes sociales están atados de pies y manos”.

4#

Fuente consultada: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario