Buenos Aires, 24/03/2017

San Telmo: subastan obras a beneficio de los galgos rescatados de carreras clandestinas

La Fundación Zorba rematará obras de arte para recaudar fondos

(CABA) Casi cualquier cosa que emprenda tiene un mismo fin: ayudar a los galgos rescatados de las carreras clandestinas y trabajar para darles un hogar. Hace poco lanzó Buenos Aires Guau, la primera guía porteña dog friendly, con exquisitas ilustraciones y una lista -dividida por barrios- de restaurantes, bicicleterías, tiendas de diseño, talabarterías, anticuarios, librerías y hasta galerías de cómics donde las mascotas son bienvenidas con sus dueños.

Ahora, Isabel de Estrada decidió organizar un remate de lujo: “Venta de arte para los galgos de la Argentina”. Por medio de su Fundación Zorba y asociada con Gabriel del Campo, coleccionista y referente del mundo vernáculo de las antigüedades, logró reunir a más de 40 artistas argentinos y extranjeros que donaron sus obras, todas con una única temática: los galgos. El convite será este jueves a las 20 hs, en San Telmo; Del Campo abrirá las puertas de su enorme depósito sobre el bulevar Caseros 461, donde se acumulan en perfecto desorden autos clásicos, esculturas, sillones de todas las épocas, motos y otros objetos que atesora este acopiador compulsivo, que ha provisto de reliquias a turistas y aficionados locales.

Artistas como Lucio Boschi, Adriana Lestido, Adriana Zaefferer, Alejandro Moy, Vivianne Duchini, Desiree de Ridder, Miguel Darienzo, Marina Di Campello, la inglesa Sally Muir, el fotógrafo estadounidense Eric Mencher, la italiana Marina Serzale y Clara de Estrada, entre otros nombres, donaron sus obras para colaborar con el trabajo de la fundación, que trabaja para erradicar la organización de carreras clandestinas y mejorar la vida de los animales abandonados.

Hace más de diez años, De Estrada encontró “a una perrita flaca, lastimada y perdida” a la vera de la ruta: su primera galga, y a partir de entonces comenzó con esta cruzada. Con un grupo de proteccionistas creó la Fundación Zorba.

Vive en Luján, en medio del campo, y allí convive con casi una decena de galgos. Su objetivo real es encontrarles a todos los perros rescatados un nuevo hogar, un mejor amigo que los cuide y los respete. “Hay miles de carreras clandestinas en todo el país, y muchas veces se organizan con la connivencia de las autoridades de cada lugar. Las apuestas son grandes y los abusos, terribles”, dice. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario