Salvar al planeta desde casa

Salvar al planeta desde casa

(CABA) A diario vemos en las noticias cómo los cambios climáticos afectan la vida de las personas. Pero estos cambios climáticos no siempre se producen como consecuencia de fenómenos naturales, sino que lamentablemente han sido provocados por nosotros mismos.

Las emisiones de gases, los desechos contaminantes, los residuos en el agua… todo conspira para ir matando de a poco el planeta, que es el único lugar que tenemos para vivir y que vamos a dejarles a nuestros hijos.

Una manera de hacer un pequeño aporte, que a la larga redundará en un beneficio enorme para el planeta consiste en vigilar el uso que le damos a determinados artefactos eléctricos que consumen energía casi de manera desapercibida.

Y no sólo la contribución será para el medio ambiente, sino también para nuestro bolsillo, porque aunque no lo pensemos, estos electrodomésticos consumen aún si ser utilizados y sólo por el hecho de estar enchufados, una cantidad de energía que al final suma en nuestra factura de luz.

¿Cuáles son estos aparatos?

– Las computadoras de escritorio se usan durante muchas horas y rara vez las desenchufemos, a menos que vayamos a realizar algún tipo de reparación o limpieza.

Estos equipos sufren un desgaste que apenas se percibe y al mismo tiempo consumen energía que estamos pagando sin darnos cuenta.

El consumo de una computadora enchufada, aún estando apagada, equivale a 4 bombillos encendidos durante todo el día.

– Los videojuegos también representan un consumo que apenas se percibe. Es imperioso explicar a los niños que después de utilizarla, lo más conveniente es desenchufarla ya que puede consumir hasta 1w por hora.

Es una buena oportunidad para explicar a los niños la importancia de ahorrar energía y los beneficios que esto implica.

– El equipo de sonido también consume energía cuando no se está utilizando. ¿Viste ese panel de luz que permanentemente parpadea? Bien, el consumo puede ascender a 14.4w por hora. ¡Elimina este consumo!

– Usar la laptop antes de irnos a dormir es algo muy habitual y dejarla enchufada hasta el día siguiente también es algo que solemos hacer, aún sin darnos cuenta. Por más que la apaguemos, la dejemos en modo suspensión o cerremos la tapa, el consumo sigue su curso y puede llegar a 15w por hora. No lo olvides: desconecta el enchufe de la laptop.

– El teléfono inalámbrico es algo que siempre debemos tener conectado a la energía eléctrica porque de eso depende su uso, pero si sabes que vas a estar ausente durante mucho tiempo, podrías evaluar el desconectarlo para ahorrar este consumo innecesario.

– Sabemos que el microondas es uno de esos aparatos que más energía consume, pero aún apagado, puede consumir hasta 3w por hora.

– Los televisores de última generación tienen incorporadas un montón de funciones que los hacen versátiles y funcionales, pero es imperioso saber que cada una de estas ventajas que presentan se corresponden con un consumo adicional de energía aún estando apagados. Desenchúfalos y ahora hasta 3w por hora.

¿Sabías que el cargador del celular consume energía aún cuando no está cargando tu celular? El consumo de este aparatito tan pequeño pasa totalmente inadvertido y nunca nos detenemos a pensar la cantidad de horas que está enchufado. Cuando completes la carga, desenchúfalo.

– Aunque hayas apagado el televisor e incluso lo hayas desenchufado, son muy pocos los que apagan el decodificador. Este aparatito puede seguir transmitiendo señal aún cuando ya no estés mirando la televisión. No olvides apagarlo y desenchufarlo.

– La cafetera no es algo que usemos durante horas, porque una vez que terminamos de preparar el café ya no es necesario tenerla enchufada y consumiendo energía. Puede consumir hasta 1w por hora.

S.C.