Buenos Aires, 17/08/2017, edición Nº 2076

Salen a vender la marca Rip Curl

Los dueños de la empresa australiana contrataron al Bank of América Merrill Lynch para explorar su venta total o parcial debido a la caída de ingresos que sufre desde el 2011 (Ciudad de Buenos Aires) El negocio del surf ha venido creciendo a nivel global de la mano de un grupo de marcas de indumentaria y accesorios para este deporte nacidas en Australia como son Billabong, Quiksilver y Rip Curl....

Los dueños de la empresa australiana contrataron al Bank of América Merrill Lynch para explorar su venta total o parcial debido a la caída de ingresos que sufre desde el 2011

(Ciudad de Buenos Aires) El negocio del surf ha venido creciendo a nivel global de la mano de un grupo de marcas de indumentaria y accesorios para este deporte nacidas en Australia como son Billabong, Quiksilver y Rip Curl. Sin embargo, en los últimos años los cambios de hábitos de los consumidores que se empezaron a volcar por etiquetas menos famosas llevó a las tres compañías a buscar alternativas financieras que les permitieran seguir en el negocio, a pesar de la caída de sus ventas.

Tanto como Billabong, Quiksilver optaron por buscar auxilio financiero en los mercados de capitales con la emisión de acciones en las bolsas.

Ahora le llegó el turno a Rip Curl, la única de las tres que todavía continúa en manos de sus fundadores. Al también verse afectada por la nueva tendencia consumista, sus dueños contrataron al Bank of América Merrill Lynch para explorar su venta total o parcial en el marco de una operación mediante la cual esperan obtener entre u$s 400 y u$s 500 millones.

Rip Curl nació en 1969 en Torquay, Victoria, Australia de la mano de dos surfistas, Doug Warbrick y Brian Singer, quienes actualmente controlan el 72% del capital de la compañía y la llevaron a convertirse en una de las tres marcas de ropa de surf más famosas del mundo. Actualmente, la compañía opera tiendas en Australia, Nueva Zelanda, Europa, Estados Unidos, Canadá, Inglaterra, Israel, Chile y Argentina.

En nuestro país, posee una red de 12 locales propios en los principales centros comerciales. Y también cuenta con un sistema de franquicias mediante el cual opera locales en varias provincias como Catamarca, Mendonza, Neuquén, Tucumán, Catamarca y Santa Fe.

Localmente también compite con Billabong y Quiksilver, aunque al igual que estas dos marcas fue afectada por la crisis de ventas que sufren las marcas masivas de surf.

En el caso de Billabong y Quiksilver optaron por sacar parte de sus capitales a la bolsa para atravesar la situación y buscar nuevas fórmulas para expandir sus negocios.

Según una nota publicada ayer en el diario Australian Financial Review, los fundadores de Rip Curl también exploran alternativas similares junto al banco de inversiones norteamericano con el objetivo puesto en obtener a través de este proceso ingresos 10 veces superiores al Ebitda proyectado para el año próximo por u$s 48 millones, según fuentes cercanas a la compañía citadas por la agencia de noticias Bloomberg.

Sin embargo, sus números están reflejando caídas en los últimos ejercicios. En 2011, por caso, el beneficio neto cayó 49% a u$s 7,9 millones y sus flujos operativos se redujeron un 90% hasta ubicarse en los u$s 5,1 millón, según datos de la propia compañía australiana.

Toda la industria del surf australiana se encuentra atravesando problemas?, sostuvo Jordan Rogers, analista de Commonwealth Bank of Australia (CBA), en conversaciones con Bloomberg desde Sydney. (Fuente: Cronista)

Comentarios

Ingresa tu comentario