¿Cómo saber si se está en el trabajo equivocado?

En ocasiones las personas se sienten desmotivadas, insatisfechas, incomodas ý con la sensación que están en el trabajo equivocado y aquí algunos signos de ello

(CABA) Siempre que alguien siente que no está satisfecho con su trabajo debería hacer un alto en el camino y evaluar cuidadosamente la situación para identificar cuáles son las razones por las que se está incómodo con el presente laboral.

Aquí algunas señales que pueden ayudar a dar cuenta que algo no funciona en el trabajo o que definitivamente el cargo es el equivocado:

1. Propósito:

No entender por o para qué hace lo que hace en la organización, no encontrarle sentido ni futuro al trabajo y no ve diferencia alguna entre realizar o dejar de realizar el trabajo.

2. Reconocimiento:

El trabajo no es valorado y el esfuerzo que se pone día a día para desempeñar las funciones no es reconocido ni tenido en cuenta por los jefes en la organización.

3. Desafíos:

Sentir que el trabajo es aburrido y no implica realizar un esfuerzo para cumplir con los objetivos, no existen nuevos desafíos ni nuevo conocimiento y las tareas han dejado de ser un reto.

4. Desarrollo:

No es el lugar apropiado para impulsar la carrera y que las posibilidades de crecimiento y evolución profesional son mínimas.

5. Respeto:

El respeto, y en ocasiones admiración, que se siente por los compañeros y jefes se han perdido, eso implica que usted ya no se cree en lo que hacen los compañeros ni superiores y que ya no inspiran ganas de continuar esforzándose en el trabajo.

6. Convicción:

No hay convicción sobre lo que se hace o hacia dónde va su organización, ya no creer en la visión ni objetivos por los que alguna vez se quiso trabajar ahí y parece que están tomando el rumbo equivocado.

7. Cambio de aire:

Puede que las cosas en la empresa vayan muy bien o que existan los problemas normales al interior de una organización, pero en ocasiones se siente una necesidad de cambio de trabajo para oxigenar la carrera y relanzar la productividad.

Cuando se presente alguna de estas situaciones, la solución inmediata no necesariamente es cambiar de trabajo. Puede que haya se haya tenido un mal día o una discusión fuerte con el jefe o un compañero, pero es necesario analizar detenidamente las causas de su incomodidad y encontrar respuestas sensatas. NT