Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Larreta: “Voy a ser implacable con la corrupción dentro de la fuerza”

El jefe de gobierno porteño dijo que si hay algún uniformado corrupto "se va a tener que ir" y que quiere “una policía muy cercana a los vecinos, en la cual la gente confíe”.

(CABA) Parece que la frase que Mauricio Macri le dijo en la Casa Rosada lejos está de asustarlo. “Ahora no vas a tener excusas”, le susurró el presidente de la Nación al jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuando, ayer, firmó el traspaso de una parte de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad, algo por lo que pugnaba desde hacía ocho años. Distendido, Larreta aseguró a La Nación que quiere cambiarle la cara a la nueva fuerza de seguridad, que se unificará con la Metropolitana, aunque admitió que aún no definieron cuál será su nuevo nombre.

-¿Con qué perfil de policía espera contar para la ciudad?
-Quiero una policía muy cercana a los vecinos, en la cual la gente confíe. De la que nos podamos sentir orgullosos. Lo mismo de quienes la integran: que quieran formar parte de ese equipo, que los agentes recuperen el orgullo de la institución a la que pertenecen. Esto está muy golpeado hoy. Tenemos un desafío muy grande. La política, en los últimos años, se encargó de cascotear, de denostar, la imagen de la fuerza de seguridad.

-También la misma fuerza hizo su aporte, con numerosos casos de corrupción, ¿qué va a hacer en ese sentido?
-Voy a ser implacable con la corrupción dentro de la fuerza. Si hay un corrupto, se va a tener que ir.

-Hoy no hay estadísticas sobre la inseguridad: las últimas fueron en 2008.
-Es insólito que no sepamos cuántos robos, violaciones y asesinatos hay. Estoy convencido de que la seguridad puede mejorar mucho.

-¿Cómo lo va a lograr?
-No va a ser de un día para el otro; no podemos hacer magia. Es un proceso. Mejoraremos y unificaremos la tecnología. Sumaremos empleados administrativos para que los policías no hagan trámites y salgan a la calle. Tendremos 21.000 policías.

-¿Con eso alcanza?
-Con ese número estamos bien para arrancar. Es un buen número. Habrá un policía cada dos cuadras. Siempre se podrá mejorar, claro, pero está muy bien.

-Con la policía en su poder deberán controlar a los manteros y a los trapitos, por ejemplo.
-Con los manteros claramente se podrá mejorar: se evitará la ocupación del espacio público. Pero no sólo se trata de evitar que ocupen las veredas: también hay que darle una alternativa a la gente que trabajaba en la calle. Y en eso estamos trabajando.

-¿Y los trapitos?
-Con los trapitos no podemos hacer nada, porque la ley no prohíbe su actuación. La ley actual tiene un agujero negro. Intentamos cambiarla con un proyecto en la Legislatura que no prosperó. Hay que cambiar esa ley.

-¿Ni siquiera se puede hacer prevención, para evitar que los cuidacoches les cobren a los vecinos para estacionar?
-No. Hay que cambiar la ley, y eso se intentará nuevamente.

-¿Por qué razón el vecino de la ciudad de Buenos Aires se sentirá más seguro en las calles? ¿Qué harán distinto?
-Primero, aclaro que el vecino no se va a sentir seguro mañana a la mañana; no hay soluciones mágicas, con más cantidad de policías en la calle, más organizados; con más comisarías con fiscalías incorporadas, y con más tecnología habrá mejoras. Estoy convencido de eso. Yo no conozco tanto a la Policía Federal, pero creo que hay buena gente, que está motivada y que quiere trabajar. Y si hay algún corrupto, se irá. Hoy, en los barrios donde está la Policía Metropolitana, los vecinos tienen una valoración muy buena.

-¿La nueva policía controlará infracciones de tránsito?
-Con los problemas de seguridad que tiene la ciudad, creo que no es conveniente poner a la Federal a hacer esa función. La prioridad será otra: cuidar a los vecinos.

-¿La inseguridad aquí es mayor que hace cuatro o cinco años?
-Hoy la ciudad es más insegura, sin duda. Pero no sé si comparado con tres, cinco o diez años atrás. Pero es más insegura que antes. Hay que controlar más.

-Con todos los policías en la calle…
-Con todos. Hoy, la seguridad en el mundo está mejorando con la tecnología. Por ejemplo: colocamos botones antipánico en barrios donde está la Metropolitana, porque era únicamente donde podíamos responder. Y eso se podrá ampliar a toda la ciudad.

-¿Cree que el vecino podrá confiar en el policía del barrio?
-Claro, eso pasaba cuando yo era chico. Y así debería ser.

-¿En cuánto tiempo tendrá a su policía completa?
-A fin de año. Es un proceso que comienza ahora y será paso a paso, como dijo un sabio [por el ex técnico de Racing Mostaza Merlo]. NR

larreta macri policia

Comentarios

Ingresa tu comentario