Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Rodolfo D’Onofrio, el flamante presidente de River, analiza la antigua gestión del Club

El recientemente elegido presidente de River Plate no perdió tiempo en criticar las anteriores gestiones del club y hablar sobre los proyectos a futuro. (CABA) De 66 años y con una extensa trayectoria como empresario de compañías de seguros, D’ Onofrio analizó que fue elegido presidente de River porque “el socio buscó un cambio verdadero” y para que “se terminen los personalismos”. No tomó la última elección ganada por una...

El recientemente elegido presidente de River Plate no perdió tiempo en criticar las anteriores gestiones del club y hablar sobre los proyectos a futuro.

donofrio

(CABA) De 66 años y con una extensa trayectoria como empresario de compañías de seguros, D’ Onofrio analizó que fue elegido presidente de River porque “el socio buscó un cambio verdadero” y para que “se terminen los personalismos”. No tomó la última elección ganada por una diferencia de 3870 votos sobre el segundo como un desquite de la que perdió hace cuatro años con Daniel Passarrella por seis votos. “Voy a entregar estos años de mi vida para cambiar a River y ponerlo en el lugar que se merece junto con mi equipo, que como dije en la campaña no es un equipo sino un seleccionado. Hay que traer orden a un lugar donde hay un enorme desorden. Porque el que quiera vivir de River que se quede en su casa”, se compromete D’Onofrio en una larga entrevista con la nacion.

-Usted viene insistiendo con un claro mensaje de unidad. ¿Cree que será fácil en una institución tan politizada como River?

-Personas que venimos de la gestión tenemos incorporado el trabajo en equipo. Para mí el tiempo de la campaña se terminó. Ahora es tiempo de sumar, trabajar y sacar a River adelante. El otro día me tomé el domingo para caminar por el club y la recepción de la gente es muy buena. Con todos los socios y los empleados compenetrados en sacar esto adelante. Hay una enorme voluntad de terminar con tantos años de frustraciones y malos momentos. Estamos trabajando para salir y resolver el desorden que nos dejaron. El tema financiero es un desastre. Los que nos precedieron hicieron una administración irresponsable.

-En los últimos años, la queja por la pesada herencia se hizo costumbre en los nuevos presidentes de River?

-Interrumpo, en cuanto a la queja te puedo asegurar que uno tenía datos internos de cómo estaba la situación, de una emisión de cheques exigibles por 200 millones de pesos, pero la verdad es que llegar y comprobar que se emitieron por 300 millones es como mucho. El último balance no corresponde a la realidad y estamos evaluando hacer uno más acorde a la situación del club. Es un tema que estamos estudiando. No se puede girar cheques de esta forma, sin un respaldo. Por el momento los acuso de irresponsables. Voy a hacer una auditoría profunda para analizar cada cheque que se ha entregado. Vamos a ver a qué corresponde lo que se firmó y si no deberá hacerse responsable el que firmó.

-En el caso de encontrar agujeros negros en la administración de Passarella, ¿llevarían esas pruebas ante la Justicia?

-Sin la menor duda. Nosotros venimos a poner en orden a River, a que la gestión sea eficiente y no vamos a permitir que ningún socio de River tenga que hacerse cargo de deudas que no le corresponden al club. Sin dudas que si encontramos pruebas las llevaremos a la Justicia. Para eso hay que hacer una auditoría profunda, que empezará en algunos días y tardará tres meses; por ahora lo que estamos haciendo es mirar todos los cheques que están dando vuelta para ver a qué corresponden, si se justifica ese pago y por qué lo estamos pagando. Necesitamos saber si se llegó a esta situación por incapacidad o por alguna otra razón.

-¿Cuál es la estrategia para salir de la situación que usted plantea?

-Vamos a renegociar la deuda y llevarla a largo plazo. Tenemos que trabajar fuertemente en marketing para generar cuanto antes ingresos para bajar la deuda. En definitiva, llevar la deuda a largo plazo y generar ingresos. Hacer cosas que no se hicieron hasta el momento, sumar sponsors, renegociar contratos e intentar generar ingresos, una cuestión fundamental de cualquier administración. Estoy hablando de potenciar la marca River. Eso acá estaba abandonado y es una de las primeras medidas a tomar. Pero esto recién empieza y estamos en nuestros primeros días de gestión tratando de sacar adelante los cheques que están entrando todos los días.

-¿Qué ingresos ya fueron cobrados por la anterior comisión?

-Hasta junio está cobrado el sponsor de la camiseta (BBVA Banco Francés), la primer cuota de Adidas, el torneo de verano que viene y todos los derechos de televisión de 2014. Es decir que hasta 2015 no cobramos nada de la televisión, que es el mayor ingreso de los clubes. River deberá subsistir con los ingresos de la cuota social y con lo que se genere desde nuestra capacidad para gestionar. Nuestro aporte estará radicado en la confianza que generemos en nuestros acreedores. Necesitamos cambiar la estructura de la deuda.

-¿Qué políticas instrumentará para que las disciplinas recreativas o de ciertos deportes federados no sean solventadas por el fútbol?

-No es tan así. El fútbol no es el que alimenta toda la actividad deportiva de River. El fútbol, primero tiene que autofinanciarse. Por la actividad social se paga una cuota y lo que tiene que tener es una prestación por esa cuota. No hay que echarle la culpa a la actividad social por el déficit del club. A River le va mal porque se gestionó mal.

-La relación del anterior presidente con la AFA fue casi nula. ¿Cómo establecerá vínculos? ¿Tuvo contactos con Julio Grondona?

-Con Grondona hablamos por teléfono, me felicitó por llegar a este cargo. En la charla le comenté que cuando comiencen los períodos de reuniones del Comité Ejecutivo quien representará a River seré yo. La relación será la que tiene que tener River, junto con Boca, por ser los más importantes, y hay que buscar que el fútbol argentino crezca con un mejor desarrollo. Últimamente no se representó a River como corresponde, hay que buscar el diálogo con el resto de las instituciones para mejorar todo lo que podamos. El fútbol argentino necesita ingresos, mejor manejo en la gestión y responsabilidad de los directivos.

-¿Cuál es su opinión sobre el contrato firmado con Fútbol para Todos ?

-Es un contrato del que, en lo que nosotros conocemos, al club le corresponde una cifra y lo que miraremos en algún momento, y lo plantearé en una charla, es si a River no le corresponde más de lo que percibe en función de la audiencia y el rating que genera su camiseta. Será una charla para plantear las cosas en buenos términos, no de manera imperativa. Esa manera de gobernar a River se terminó, ahora comienza otra etapa.

Fuente consultada: Canchallena

Comentarios

Ingresa tu comentario