Buenos Aires, 17/10/2017, edición Nº 1798

Roberto Piazza: “Si vienen a robarme, mato al ladrón y le arranco los ojos”

El diseñador de moda aseguró que está armado y que no dudaría en defenderse si es nuevamente víctima de un hecho delictivo.

(CABA) Roberto Piazza se refirió a la inseguridad que afecta al país. Cansado de los reiterados hechos de delincuencia que sufrió, aseguró que está armado y listo para defenderse en caso de que alguien le quiera robar: “No mataría por el celular, sino porque me hacen sentir violado en mis derechos y en mi físico”.

“Lamentablemente el tema de la inseguridad es irreversible y está cada vez peor”, aseguró el diseñador en diálogo con Te calmás! el programa conducido por Tatiana Schapiro y Ariel Wolman en Radio Colonia. Además, aseguró: “La gente está harta de que nos rompan las pelotas, que nos descuiden. Yo hace cuarenta años que laburo, tuve ocho asaltos y una violación, si alguien me dice algo saco un cuchillo y se lo clavo en el cuello”.

Además, confesó que siempre está armado: “No con arma, pero sí con ácido y esas cosas, anillos peligrosos y los clavo en el ojo. Vas por la calle como si caminaras por el Congo Belga viendo que mono se te pasa por enfrente y vas preparado. Estamos naturalizando vivir en la selva con leones”, y dijo que si tuviera una hija, no la mandaría a la escuela.

¿Qué haría si vienen a robarle? “Al ladrón lo mato y le arranco los ojos, aunque me mate. No por el celular, sino por la actitud de sentirme violado en mis derechos, en mi físico, que te maltraten y no tengas a nadie que te defienda. No quiero generar violencia, pero si voy en un colectivo y sube alguien y me roba, ya no me importa nada”.

Sobre el caso del carnicero de Zárate que mató a un ladrón con su auto, opinó: “Lo justifico y lo entiendo porque el tipo se enajenó. Estamos naturalizando la ley de la selva y los que nos gobiernan no hacen nada para cuidarnos. Ya estoy harto de denunciar al pedo”.

Para cerrar, Piazza se refirió a su hermano mayor, que lo violó cuando era chico. Aseguró que no está bien de salud y que hace dos meses que no le escribe, pero que le gustaría verlo cara a cara: “No lo quiero ver muerto, quiero hablar con él. No sé qué le voy a decir, según lo que me diga, de última le rompo la nariz. Además, está la familia que lo rodea que son una manga de soretes. Me gustaría ver su decadencia”.

S.C.

Comentarios

Ingresa tu comentario