Buenos Aires, 25/09/2017, edición Nº 1776

Robaron el despacho de la jueza federal María José Sarmiento

Los delincuentes forzaron la cerradura, abrieron las PC y se llevaron los procesadores y las memorias de siete computadoras. (CABA) Delincuentes irrumpieron en una de las secretarías del juzgado federal en lo Contencioso Administrativo N°11, a cargo de la jueza María José Sarmiento, y se llevaron los procesadores de siete computadoras. “Sin eso, las PC no funcionan. Prácticamente una de las secretarías está sin funcionar”, explicó la magistrada. El hecho...

Los delincuentes forzaron la cerradura, abrieron las PC y se llevaron los procesadores y las memorias de siete computadoras.

la-detencion-del-padre-de-la-jueza-sarmiento-una-venganza-k

(CABA) Delincuentes irrumpieron en una de las secretarías del juzgado federal en lo Contencioso Administrativo N°11, a cargo de la jueza María José Sarmiento, y se llevaron los procesadores de siete computadoras. “Sin eso, las PC no funcionan. Prácticamente una de las secretarías está sin funcionar”, explicó la magistrada.

El hecho es investigado por el juez federal Sebastián Cassanello. “Llegamos el viernes y encontramos siete computadoras abiertas. Nos habían sacado el microprocesador y la memoria”, relató la jueza, quien al respecto dijo: “Estimo que fue un robo simple. Aparentemente se llevaron sólo los procesadores. Ha sido un robo simple. Entraron sin llave y forzaron la cerradura”.

El juzgado está situado en el 4° piso del edificio de Carlos Pellegrini al 600, donde también funcionan oficinas de la AFIP. El lugar cuenta con custodia de la policía Federal. Pese a considerar que el robo fue “común”. “Es raro (lo que pasó) pero bueno, no sabemos por qué. Nada me cierra de lo que sucedió. Hay que esperar la investigación”, agregó.

El juzgado de Sarmiento tiene dos secretarías, pero el robo se concentró en una sola. “Creo que eligieron una de las secretarías porque es la más aislada, así podían trabajar más tranquilos”, resaltó. Entre otros detalles, relató que no se llevaron información importante y que los elementos que se llevaron, se pueden vender “a 1000 pesos en el mercado”.

Entre algunas de las causas que manejó la jueza Sarmiento, se cuenta pedido a Miguel Galuccio, titular de YPF, para que le entregara el contrato con Chevron. Hace poco, también le ordenó al programa 6,7,8 que exhibiera los contratos que tiene con sus periodistas. En 2010 suspendió un decreto de necesidad y urgencia, ordenado por la Cristina Kirchner, para usar 6.500 millones de dólares de las reservas del Banco Central y frenó el desplazamiento de su entonces director, Martín Redrado, algo que finalmente terminó ocurriendo.

Fuente consultada: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario