Buenos Aires, 21/10/2017, edición Nº 1802

Roban y vandalizan una escuela cada 12 horas en la Capital y la provincia

En lo que va del año se registraron 335 casos. Se producen mayormente durante los fines de semana.

(CABA) En lo que va del año se registraron 335 casos de robo y vandalización en colegios de la Capital Federal y la provincia de Buenos Aires, a un promedio de un hecho cada 12 horas.

De acuerdo a datos brindados por el Ministerio de Seguridad bonaerense, en lo que va del año robaron y vandalizaron 255 colegios en territorio provincial, que se suman a 80 episodios con las mismas características registrados en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

“Esta cantidad de casos de extrema violencia contra establecimientos educativos es un emergente claro de un sector de la sociedad que se quedó afuera de la posibilidad del estudio y el progreso, por lo que no existe el límite o la reflexión en cada ataque. Muchas veces, ni siquiera se roba, sino que se trata de romper, destrozar y simbólicamente hacer desaparecer el lugar”, dijo al Diario Popular Luis Vicat, licenciado en Seguridad Pública.

En un informe publicado por el portal de noticias El1 de la Universidad Nacional de La Matanza, los ataques a las escuelas, explicaron desde la cartera de Seguridad, se producen mayormente durante los fines de semana, cuando no hay personal en los predios.

Los ladrones ingresan, generalmente, por los techos o forzando alguna reja, aprovechando que las instituciones están cerradas y las aulas vacías y, así, sustraen todo tipo de elementos de valor y realizan, en la mayoría de los casos, realizan innumerables destrozos.

“Tras un robo en una escuela nosotros nos hacemos cargo de todos los gastos”, señalaron, en tanto, voceros de La Matanza, poniendo de manifiesto la cadena de problemas que causan estos episodios de vandalismo en los establecimientos.

Algunos casos
El sábado pasado la Escuela Especial 515 de González Catán, a la que concurren 150 chicos con discapacidad motriz, sufrió el robo de cuatro equipos de aire acondicionado, vitales para calefaccionar los salones. Asimismo, las Escuelas Técnicas 1 y 6 de Isidro Casanova, también, forman parte del ranking de establecimientos educativos vandalizados en la zona.

Días atrás, más de 10 escuelas situadas en la localidad bonaerense de Villa Fiorito, partido de Lomas de Zamora, decidieron no dictar clases en el marco de una protesta de los docentes y familias que se quejan de la sucesión de “robos violentos” en los establecimientos.

En torno a la problemática, el secretario general de la Unión de Docentes de la Provincia de Buenos Aires (UDOCBA), Miguel Angel Díaz, quien explicó que los educadores “se vieron forzados a dejar de asistir” a esos colegios porque “la situación es insostenible”.

En el mismo sentido, el presidente del Consejo Escolar de La Matanza, Alejandro Schwartzman, indicó que sólo en ese distrito se cometen “1 o 2 robos cada fin de semana” y reclamó a la Provincia “más políticas de prevención de los delitos”.

“La Dirección General de Escuelas Bonaerense no invierte en nada, tras un robo en una escuela nosotros nos hacemos cargo de todos los gastos. Por ejemplo, la semana que viene ya vamos a reponer los aires acondicionados en la Escuela 515”, afirmó Schwartzman.

La problemática, de acuerdo a lo expresado por el experto Vicat, “comenzó en los 50, con ataques que consistían básicamente en piedrazos o alguna travesura, pero ya en los 80 y hasta el presente, se relaciona a personas, en general muy jóvenes, que resultan excluidos por el sistema, no sólo el educativo, entonces en cada agresión a las escuelas hay como una revancha, una manera de decir que se quedaron afuera, entonces, si ellos no pueden entrar, otros tampoco”, concluyó. NR


Fuente consultada: lanueva

Comentarios

Ingresa tu comentario