Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Ritondo homenajeó al beato Cura Brochero en el barrio de Mataderos

El Vicepresidente 1º de la Legislatura, Cristina Ritondo, presidió el acto homenaje a Cura Brochero en Mataderos. (CABA) La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, realizó este martes, un homenaje al beato Cura Brochero, emplazando una placa en su recuerdo en la plazoleta de Avenida de los Corrales y Timoteo Gordillo. El acto fue presidido por el Vicepresidente 1º Cristian Ritondo. También se descubrió otra placa propiciada por un...

El Vicepresidente 1º de la Legislatura, Cristina Ritondo, presidió el acto homenaje a Cura Brochero en Mataderos.

R 02

(CABA) La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, realizó este martes, un homenaje al beato Cura Brochero, emplazando una placa en su recuerdo en la plazoleta de Avenida de los Corrales y Timoteo Gordillo. El acto fue presidido por el Vicepresidente 1º Cristian Ritondo. También se descubrió otra placa propiciada por un grupo de instituciones del barrio de Mataderos que, con la consigna de “Un cura gaucho en un barrio gaucho”.

“Estamos felices por lo que significa el cura Brochero para nuestra Parroquia de San Pantaleón. Es un momento muy esperado y soñado. Este gesto de la legislatura es como plantar una semilla, es un primer paso pero nos gustaría que el año que viene que se cumplen 100 años de la muerte de Brochero y 50 años de San Pantaleón, se levante un monumento en Avenida de los Corrales y Timoteo Gordillo, en homenaje a la figura de Brochero que trasciende estrictamente lo religioso. Queremos su monumento para Mataderos”, dijo el cura parraco del Santuario, Carlos Otero.

Por su parte, el Vicepresidente 1º de la Legislatura, Cristian Ritondo, señaló “Tres palabras centrales que definen a José Gabriel Brochero. Fue cura. Fue gaucho. Es beato, ha sido ascendido a los altares por su santidad y vida ejemplar.Ha sido un cura que forjó su misión procurando construir entre los hombres amistades verdaderas. Los amigos se hacen con el trato, queriéndose y ayudándose en las buenas y en las malas, compartiendo los gozos y las penas. La amistad se hace con los mayores valores de la intimidad del hombre. Él buscó con su trabajo sacerdotal que los hombres se tratasen como amigos entre ellos y a la vez se amigasen con Jesús”.

“Los valores más profundos que Brochero transmitió a sus feligreses son los propios de la cultura gaucha: el amor por la libertad, para distinguir bien de mal y obrar en consecuencia; desinterés por lo material para no caer en el individualismo y en el egoísmo que fracturan y quiebran toda comunidad y toda sociedad. Desprendimiento personal para servir al otro, eso es lo que hoy nosotros llamamos hacer una ‘gauchada’ y el cura Brochero fue modelo y arquetipo de esa forma de vivir y hacer”, dijo Ritondo.

Agregó “El cura Brochero, bajo el magisterio del papa Francisco, ha ascendido a los altares, y lo ha hecho como beato, que quiere decir como feliz o bienaventurado. El milagro exigido por el canon católico para llegar a ese nivel en el camino de la santidad, se expresó en la santa gauchada a un niñito, al que salvó de las secuelas que, según los médicos eran irreversibles; pero el querido Cura Gaucho, actúo como intercesor ante el hijo de Dios y su Santa Madre para que se salvase esa vida nueva e inocente”.

En tanto el historiador, Profesor Orlando Falco, afirmó que “Con su su palabra Brochero fue un resero que generó en Mataderos un rincón gaucho. Brochero ha sido un hombre que dedico su vida a los más humildes, un hombre que llevó el evangelio a todos los rincones. Estamos bien. El entonces venerable hoy es Beato, aquel arzobispo de Buenos Aires, hoy es Papa y nosotros estamos inaugurando acá una placa para homenajear al cura gaucho, en el camino de la construcción de su merecido monumento”.

“La Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires rinde homenaje al Cura José Gabriel del Rosario Brochero, en el año de su Beatificación, por su incansable trabajo en favor del desarrollo espiritual y social de sus feligreses”, dice textualmente la placa en recuerdo al Cura Brochero.

Las instituciones del barrio que adhirieron a este pedido formulado originalmente por el santuario de San Pantaleón, son: Club Atlético Nueva Chicago, República de Mataderos, Junta de Estudios Históricos de Mataderos, Museo Criollo de los Corrales, Feria de Artesanías y Tradiciones populares de Mataderos, Federación Gaucha Porteña, Fortín de Celia Rocha, Casa de Historia y Cultura y Centro Gaucho “El Resero”.

También Foro de la Memoria de Mataderos, Club de Jubilados y Pensionados de Mataderos, Centro de Día N° 24, Centro de Jubilados “Osvaldo Ferrari”, Instituto “Leopoldo Marechal”, Asociación de Residentes Barrio Manuel Dorrego, Conjunto “Estirpe Surera”, revista “La vida lunfa”, Asociación Civil “Con el alma”, parroquia San Vicente de Paúl, parroquia San Felipe Neri, parroquia Nuestra Señora de la Misericordia, Instituto Madre del Buen Consejo y señora Amalia Lavira.

Estuvieron presentes lo diputados del PRO, Roberto Quattromano, Carmen Polledo, Francisco Quintana, Karina Spalla y los titulare de los CGP de la Comuna 11, Carlos Guzzini y la Comuna 9, Néstor Di Natale.

Comentarios

Ingresa tu comentario