Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Ritondo habló en la calle con los Manteros

Mientras que el Gobierno explicaba por qué la Federal no intervino en el desalojo de manteros, el legislador porteño Cristian Ritondo salió a la calle a hablar mano a mano con los manteros. Bajó de su despacho y trató de buscar una solución a un tema que lleva sus días sin solución. En los momentos que el Ministerio de Seguridad de la Nación señalaba que “la venta ambulante no autorizada...

Mientras que el Gobierno explicaba por qué la Federal no intervino en el desalojo de manteros, el legislador porteño Cristian Ritondo salió a la calle a hablar mano a mano con los manteros. Bajó de su despacho y trató de buscar una solución a un tema que lleva sus días sin solución.

En los momentos que el Ministerio de Seguridad de la Nación señalaba que “la venta ambulante no autorizada en el espacio público no es delito”, sino que se trata de “una contravención”, el legislador Cristian Ritondo, salió a la calle Perú  a hablar mano a mano con los manteros.

Por su parte, la cartera a cargo de Nilda Garré indicó que la venta ambulante sobre la peatonal Florida “no es un delito, es una contravención”, por lo que deben actuar “la Justicia y el Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires”. La cartera de Seguridad nacional destacó que, en consecuencia, “la Policía Metropolitana es la que debe actuar, por ser auxiliar de la Justicia local”.

Además “las fuerzas de seguridad federales, como la Policía, Gendarmería, Prefectura y Policía de Seguridad Aeroportuaria, deben direccionar sus esfuerzos a la prevención y conjuración de delitos”, informó el Ministerio a través de un comunicado.

El conflicto entre los vendedores callejeros o “manteros” y el gobierno porteño surgió tras la decisión del Ejecutivo de la ciudad de impedir que desplegaran sus productos sobre la peatonal Florida, para lo cual implementó un fuerte operativo policial.

Al cerrar la tarde del viernes, otros legisladores como el peronista Roberto Quatromano apoyaron la actitud de Ritondo en no dilatar la solución del problema con los manteros. 

Comentarios

Ingresa tu comentario