Buenos Aires, 22/08/2017, edición Nº 2081

Ritondo: el Gobierno “se está sacando un problema de encima” con los traspasos

Adelantó que “no es conveniente” que la administración porteña acepte ahora el control de las empresas distribuidoras de luz, en respuesta a las declaraciones que realizó esta mañana Capitanich, cuando incluyó a Macri y a Scioli como posibles salidas al conflicto con las compañías por los cortes de electricidad. “En un principio, en las condiciones actuales, no es conveniente aceptar el servicio porque se están sacando un problema de encima....

Adelantó que “no es conveniente” que la administración porteña acepte ahora el control de las empresas distribuidoras de luz, en respuesta a las declaraciones que realizó esta mañana Capitanich, cuando incluyó a Macri y a Scioli como posibles salidas al conflicto con las compañías por los cortes de electricidad.

ritondo

“En un principio, en las condiciones actuales, no es conveniente aceptar el servicio porque se están sacando un problema de encima. Y además con empresas como Edesur que dejan mucho que desear”, aseguró Ritondo en diálago con radio La Red.

Esta mañana, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich indicó que una de las alternativas que analiza el Gobierno es pasarles la concesión del servicio a los gobiernos de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires.

“A mí me parece que hay un gobierno nacional que todo lo que terminó de destruir quiere pasárselo a otro. Me da la impresión de que con la distribución de energía pasa lo mismo que con una casa a la que no se le han cambiado los cables durante años y cualquier recalentamiento genera los cortes que tenemos”, resaltó.

Ritondo, vicepresidente primero de la Legislatura porteña, pidió que el Poder Ejecutivo Nacional realice una autocrítica por la falta de inversión e infraestructura, ya que los inconvenientes con la luz no pueden solucionarse de un día para el otro.

El gobierno nacional y la Ciudad protagonizaron una larga pelea cuando la presidente Cristina Kirchner inició la etapa de “sintonía fina” y ordenó traspasar el control de los subterráneos. Finalmente, a principios de 2013 la administración de Mauricio Macri comenzó a controlar a las seis líneas y el Premetro. No hubo cambios en la concesión del servicio pero sí aumentos en las tarifas, hoy en $3,50.

Fuente consultada: Infobae

Comentarios

Ingresa tu comentario