Buenos Aires, 24/05/2017

Un rincón de Belgrano R dedicado al Whisky

En una casona de 1913 estilo inglés de Belgrano R funciona la sede de Whisky Malt Argentina (WMA) y del Museo Argentino del Whisky

(CABA) Mandarinas, naranjas, pimienta negra, cebada y roble americano son algunos de los aromas del whisky. Los mismos que podemos sentir en la casona de 1913 estilo inglés de Belgrano R donde funciona la sede de Whisky Malt Argentina (WMA) y del Museo Argentino del Whisky (www.whiskymaltargentina.com).

Con 2870 botellas, el MAW, segundo museo a nivel internacional, conserva la primera colección privada de whisky más importante del mundo. A lo largo de sus cincuenta y cuatro años Reigosa juntó botellas de whisky de los modelos más variados, divertidos y bizarros que se nos pueda ocurrir. Fueron las destilerías escocesas las que ayudaron a Miguel Ángel para que cumpliera el sueño.

Abrir la puerta del WMA es entrar a Escocia, donde Reigosa siempre es invitado de honor. Viajó veintiséis veces, solo al principio, ahora con socios y amigos. Lo reciben en palacios y castillos.

La WMA tiene tres plantas. En la primera está el Whisky Shop, abierto al público en horario de comercio. Los 4100 socios, en cambio, pueden comprar sus botellas mientras esté abierta la sede el WMA. Aunque sean las tres de la mañana. En la segunda planta, el restaurante bar con la barra de whiskies más grande de América: 600 etiquetas de whisky, cervezas, rones, vinos, etcétera.

En la tercera planta, el Museo Argentino del Whisky (MAW). Se puede subir por la escalera de madera restaurada escalón por escalón o por un ascensor ultramoderno que el propietario puso en el corazón de este mundo perfumado de maltas escocesas. Aquí también hay otra sala de degustación. “Como estas hay dos en todo el mundo: Buenos Aires y Shangai. La mesa es de Eugenio Aguirre, artesano en muebles de cuero. Tiene 42 manos de laca. En el centro, la imagen del hombrecito de Johnnie Walker”, apunta Reigosa, que también es inventor y promotor de la Fiesta Nacional del Whisky que cumplió doce años de festejos consecutivos. Siempre en el Palacio Paz, en el barrio de Retiro sede del Circulo Militar.

A lo largo de los 32 meses que duró la restauración de la casona de Belgrano, Reigosa trabajó a la par de los albañiles para reducir costos. Ex propietario del Café de los Incas que durante años fue el único lugar de Buenos Aires donde tomar los mejores whiskies del mundo, Miguel Ángel es el nombre del whisky en nuestro país. Ex combatiente de Malvinas, fue uno de los once extranjeros que Isabel de Inglaterra invitó para su cumpleaños en 2010 junto al master blender de Chivas Regal. En honor a la reina la destilería presentó el “62 Gun Salute”. También está la botella del Royal Salute 50 que cuesta unas 40.000 libras esterlinas y es uno de los whiskies más exclusivos del mundo. Fue una producción limitada de 255 botellas. “Soy uno de los siete del mundo que tiene todavía cerrada una de estas botellas”. Las dos están en el MWA de Reigosa que también es locutor y director del programa Mundo Whisky que va por Canal Metro los domingos a las 24. NT

 

Comentarios

Ingresa tu comentario