Buenos Aires, 18/11/2017, edición Nº 1830

Rial y Ventura, citados a declarar

El juez que investiga la filtración de fotos del cadáver de Jazmín de Grazia secuestró 60 celulares de policías y también citó a los periodistas Jorge Rial y Luis Ventura, quienes dijeron haber recibido ofrecimientos por el material que dio a conocer eldiario Crónica. Además, Padilla ordenó el secuestró 60 teléfonos celulares de personal policial que tuvo contacto con el sumario, apartó de la pesquisa a la Policía Federal y...

El juez que investiga la filtración de fotos del cadáver de Jazmín de Grazia secuestró 60 celulares de policías y también citó a los periodistas Jorge Rial y Luis Ventura, quienes dijeron haber recibido ofrecimientos por el material que dio a conocer eldiario Crónica.

Además, Padilla ordenó el secuestró 60 teléfonos celulares de personal policial que tuvo contacto con el sumario, apartó de la pesquisa a la Policía Federal y puso a trabajar en los procedimientos a la Prefectura Naval Argentina.

Los voceros explicaron que con el secuestro de los 60 celulares, el juez pretende realizar entrecruzamiento de llamados y análisis de comunicaciones para intentar determinar quién o quiénes son los responsables de la filtración del material fotográfico de la causa que apareció publicado en el diario Crónica.

Los voceros indicaron que la Prefectura también secuestró y se encuentra analizando las cámaras, impresoras y equipos fotográficos de los peritos fotógrafos que actuaron en la escena del hallazgo, para establecer de qué equipos salieron las copias de las fotos que llegaron al matutino.

Este expediente se originó en una denuncia que formuló el propio juez de la causa que investiga la muerte de De Grazia, Ernesto Botto.

El viernes pasado, la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré, ordenó abrir una investigación interna y el pase a disponibilidad de los policías responsables de haber filtrado las fotos del cadáver de la modelo.

Jazmín De Grazia, de 27 años, fue encontrada muerta por su novio el domingo 5 de febrero, en su departamento de Recoleta. La joven estaba en la bañera en el edificio en el que vivía en Las Heras y Rodríguez Peña.

El novio de la modelo llegó al domicilio luego de un llamado en el que Jazmín de Grazia le comunicó que se sentía mal. Al llegar, el joven debió llamar a un cerrajero para ingresar, porque la puerta estaba cerrada.

 

Comentarios

Ingresa tu comentario