Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Alejandro Rial regala abrazos para sobrellevar el dolor por su esposa

Hace casi cuatro años que su mujer se encuentra en estado vegetativo y él la visita en casa de su madre. Para salir adelante, el periodista Alejandro Rial encontró la manera de sentirse mejor: dar cariño a los demás. (Ciudad de Buenos Aires) Desde que su mujer cayó en un estado vegetativo en 2009, el periodista Alejandro Rial de Cana 26 va por la vida regalando abrazos, pues es la...

Hace casi cuatro años que su mujer se encuentra en estado vegetativo y él la visita en casa de su madre. Para salir adelante, el periodista Alejandro Rial encontró la manera de sentirse mejor: dar cariño a los demás.

(Ciudad de Buenos Aires) Desde que su mujer cayó en un estado vegetativo en 2009, el periodista Alejandro Rial de Cana 26 va por la vida regalando abrazos, pues es la manera que encontró para salir delante y sobrellevar el momento angustiante en que está sumido hace casi cuatro años.

“María quedó en estado vegetativo después de un accidente automovilístico en 2009. Me pasaba horas allí, en el Hospital Posadas, porque ella había quedado en coma”, relata el periodista que conduce “Punto de Partida” en Canal 26. Además, su pareja vive con su madre y él va a visitarla: “No sé si me percibirá, pero me hace muy bien ir a verla y abrazarla”, confesó.

“Los golpes de la vida me enseñaron que hay que disfrutarla. Yo voy por la calle y lo único que me dan son sonrisas. Eso es espectacular, siento que coseché lo sembrado”, sostiene esperanzado. “Empezamos con unos amigos como un juego, después seguí solo. “Hay gente que viene y te abraza y otros te miran diciendo ¡este está loco! Pero no me importa”, dijo.

Para difundir su iniciativa creó en Facebook el grupo “Abrazos en acción”. “Es una invitación a los que quieran vivir la experiencia de abrazar y ser abrazados. los fines de semana salimos en grupo desde distintos puntos del país y abrazamos a quienes nos cruzamos en el camino”, explicó el mentor.

Pero eso no es todo, activo en su profesión, le encontró la vuelta a la realidad y la cuenta de una manera particular, riéndose del periodismo actual: “Me causa gracia. No sé, siento que si es todo en contra, me parece que es mentira. Si es todo a favor, sospecho que es mentira también. ¿Qué pasó chicos? Aflojemos un poco”, reflexionó con autocrítica.

Comentarios

Ingresa tu comentario