Buenos Aires, 24/06/2017

Revocan la inimputabilidad del veterinario que mató a dos chicas en La Boca

Mariano Bonetto continuará siendo investigado por el doble crimen ocurrido en octubre pasado. El detenido se declaró culpable en una carta.

(CABA) La Sala de Feria de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional local revocó la decisión de declarar inimputable al veterinario Mariano Alejandro Bonetto y ordenó que el joven siga siendo investigado por los crímenes de dos chicas apuñaladas en octubre en la Plaza Irala, del barrio porteño de La Boca.

La sentencia revocó la decisión del juzgado Criminal de Instrucción 38, por el cual se había declarado inimputable a Bonetto y se ordenó su internación durante 25 años en el sector correspondiente al Programa Interministerial de Salud Mental Argentino (PRISMA) del Complejo Penitenciario Federal N°1 de Ezeiza.

El hombre, de 27 años, está acusado del asesinato de Nuria Belén Couto y Natalia Grebenshchikova, cometido el 11 de octubre pasado cerca de las 16 en la Plaza Irala de La Boca.

Los jueces Carlos Alberto González y Juan Esteban Cicciaro consideraron que “resultan atendibles” las críticas formuladas por la querella y el Ministerio Público, que se opusieron a la declaración de inimputabilidad.

“Es que de la propia experticia surge expresamente que para su elaboración se tuvieron en cuenta los antecedentes familiares y personales referidos por el propio encausado y su grupo familiar ‘no acreditándose la veracidad'” de los mismos y dispusieron “escuchar en sede judicial tanto a los preventores como a los médicos que asistieron inicialmente” a Bonetto.

Según informó la página fiscales.gov.ar, los jueces de alzada incorporaron a su resolución un elemento que no había sido analizado por la fiscal de la Fiscalía de Distrito del Barrio de la Boca, Susana Calleja, en su recurso ni por la querella e incluso por la propia defensa del acusado.

Se trata de una carta manuscrita firmada por Bonetto el 4 de enero en la que pide ser reevaluado y “sacado de PRISMA y ser alojado en un pabellón común”.

En el texto dirigido a la jueza Wilma López, Bonetto afirma ser víctima de su “propia mentira”, que “bajo los efectos del miedo a ser puesto en juicio y condenado” mintió para ser declarado inimputable y que “en nombre de la justicia de una causa de la que a la luz de los hechos y del tiempo transcurrido” se siente “absolutamente culpable”.

“No fui inducido por ningún demonio a ejecutar mi plan de asesinar, lo hice porque era mi voluntad más profunda en ese momento, nada puede hacerse sin el consentimiento de uno mismo“, indicó el acusado del doble crimen de La Boca.

En la misiva dirigida a la magistrada, Bonetto le ruega a la juez “que atienda” su reclamo y reconoce que “todo esto suena un poco raro porque va en contra de los intereses normales pero es la verdad que sale” de su “corazón”. NR

Agencia DyN

Comentarios

Ingresa tu comentario