Buenos Aires, 22/11/2017, edición Nº 1834

Reubicaron a unas 60 familias de la villa 21-24 de Barracas

Vivían en las márgenes del Riachuelo y fueron trasladadas a un complejo habitacional de Mataderos. Resta mudar a 1200.

(CABA) Otras 60 familias que vivían en las márgenes del Riachuelo, en la villa 21-24, barrio de Barracas, fueron relocalizadas ayer en el conjunto habitacional Padre Mugica, de Mataderos, con lo que ya suman 605 los núcleos familiares reubicados en viviendas formales fuera del camino de sirga, según lo ordenado por la Corte Suprema de Justicia.

Un equipo multidisciplinario del Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), formado por asistentes sociales, psicólogos y personal de campo que acompañaron a las personas, realizó el operativo de traslado de las familias y la posterior demolición del sector del asentamiento sobre el denominado meandro de Brian, en la villa 21-24.

Tras 72 horas de planificación previa, los vecinos fueron reubicados en el complejo ubicado en Castañares y General Paz, en departamentos de tres y cuatro ambientes, de acuerdo con las prioridades de cada hogar.
El plan de adaptación de las familias al nuevo barrio se realizó por medio de talleres grupales, en los que se les brindó capacitación sobre características de las nuevas viviendas, utilización de los servicios comunes básicos y ubicación de medios de transporte, escuelas y centros de salud de la zona.

Una vez concluida la mudanza de cada familia de la villa 21-24, se desarrolló la demolición de la casillas que ocupaban para garantizar la liberación de la zona, el avance de las obras de limpieza y la adecuación de esa zona que forma parte del camino de sirga; se trata de la franja de los primeros 30 metros desde la orilla del Riachuelo.

Del operativo participaron 200 agentes de la Policía Federal, la Gendarmería, los Bomberos y la Policía Metropolitana.

La primera mudanza de las familias instaladas en la villa 21-24, a la vera del Riachuelo, sucedió en septiembre de 2013. Dos años después, un centenar de familias de la villa 26 se convirtieron en los nuevos ocupantes del núcleo de seis edificios situado en Luzuriaga 837. Ambos operativos formaron parte de las relocalizaciones ordenadas por la Corte Suprema de la Nación en 2008, por el saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo.

Con la reubicación de ayer, suman 605 las familias del camino de sirga que cuentan con nuevas viviendas, lejos del contaminado curso: 300 que antes estaban instaladas en los asentamientos Luján, Pueblito y Magaldi; 125, en la villa 26, y 180 en la villa 21-24. Aún restan reubicar otros 1200 hogares: 1100 de la 21-24 y 100 de la 26.

villa 21-24

Comentarios

Ingresa tu comentario