Buenos Aires, 21/11/2017, edición Nº 1833

Retiraron la publicidad de Coca-Cola por la que talaron seis árboles en Belgrano

Repondrán las especies dañadas y plantarán otros 54 ejemplares, según reconoció la empresa Coca-Cola. (CABA) Mientras continúa la investigación para encontrar a los responsables de la tala de seis árboles en la plazoleta Eduardo Olivera, de Belgrano, la empresa Coca-Cola anunció que repondrá las seis especies dañadas y que plantará otros cincuenta y cuatro árboles en distintos puntos de la ciudad. La firma fabricante de gaseosas publicitaba uno de sus...

Repondrán las especies dañadas y plantarán otros 54 ejemplares, según reconoció la empresa Coca-Cola.

coca cola

(CABA) Mientras continúa la investigación para encontrar a los responsables de la tala de seis árboles en la plazoleta Eduardo Olivera, de Belgrano, la empresa Coca-Cola anunció que repondrá las seis especies dañadas y que plantará otros cincuenta y cuatro árboles en distintos puntos de la ciudad.

La firma fabricante de gaseosas publicitaba uno de sus productos en un inmenso cartel colocado casi sobre la entrada al túnel de Avenida del Libertador a la altura de Virrey del Pino. Supuestamente los árboles fueron talados para que esa publicidad se viera desde la avenida. Además de comprometerse a reparar el daño, Coca-Cola también ordenó retirar su publicidad de ese cartel.

La empresa había sido mencionada en la denuncia por daño agravado que días atrás realizó el Ministerio de Ambiente y Espacio Público. El texto sugería que los árboles habían sido cortados “con el fin de mejorar la visibilidad de la publicidad”. Por tal motivo, para demostrar su repudio ante los destrozos y tras negar tener relación con la tala, Coca-Cola quitó la imagen y se comprometió a plantar 60 árboles crecidos, de tres metros. Seis se repondrán en la plazoleta y el resto se colocará donde lo sugiera el área de Espacio Verde del gobierno.

medio-ambiente-1967226w645

Por otra parte, la fiscal Verónica Guagnino, del fuero Penal Contravencional y de Faltas de la ciudad, les tomó declaración testimonial a cuatro hombres para determinar el origen de las empresas responsables de la estructura metálica -que se encuentra en terrenos ferroviarios de la línea Mitre- y de la publicidad. Dos de ellos fueron demorados por la policía cuando, se sospecha, intentaban cambiar la imagen del cartel.

Además la funcionaria solicitó los videos de varias cámaras de seguridad cercanas a la plazoleta para tratar de dar con los responsables de los destrozos. También labró una nueva infracción contra los responsables de la estructura metálica, ya que ésta no contaba con la habilitación para desarrollar la actividad publicitaria.

“[A Coca-Cola] le dejamos claro que la empresa tenía cierta responsabilidad porque habían comprado un espacio que no estaba habilitado por el gobierno de la ciudad”, dijo a LA NACION el subsecretario de Uso de Espacio Público, Patricio Di Stéfano que el jueves estuvo reunido con los responsables de Relaciones Institucionales de la multinacional. En ese encuentro, Coca-Cola se ofreció a donar 60 ejemplares y el funcionario le solicitó que la empresa sea más cuidadosa al tercerizar la publicidad.

Di Stéfano también aclaró que la responsable de la estructura “es la firma Vol Media y no PC Vía Pública como estaba indicado en la denuncia”. A la misma conclusión arribó la fiscal tras pedirles declaración a los dos hombres que ayer estaban realizando maniobras sobre la estructura y fueron demorados por efectivos policiales que recorrían el lugar para hallar las cámaras de seguridad de los edificios vecinos.

“Dispuse que sean demorados para identificarlos, saber la vinculación que tenían con el cartel y si tenían permiso para estar allí. Se les tomó declaración en el lugar y dijeron ser empleados de la empresa que coloca las imágenes. No serían los que cortaron los árboles, pero se les pidió testimonio para detectar la empresa”, detalló Guagnino.

Los operarios se comunicaron con sus empleadores y minutos más tarde llegaron al lugar otros dos hombres: el responsable legal de la de empresa publicitaria y el encargado de la firma que aporta la logística.

La investigación judicial continúa por el daño a dos palos borrachos, dos ficus, un cerezo y un paraís.

A los responsables de la empresa que explota el cartel, además, se les labró una contravención por el uso del espacio público en ejercicio de actividad lucrativa sin autorización, similar a las que reciben los manteros y vendedores ambulantes. “Algunos se apropian de las veredas y otros, del aire”, comparó Guagnino..

Comentarios

Ingresa tu comentario