Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

Retiran 60 autos abandonados en la vía pública en el barrio de Monserrat

El operativo, a cargo de la Secretaría de Seguridad de la Nación, se realizó en el barrio de Monserrat. Ya llevan más de 10 mil vehículos compactados, lo que es un récord en Latinoamérica. (CABA) El Ministerio de Seguridad removió 60 vehículos que fueron abandonados en la vía pública y que actualmente se encontraban en un playón de la comisaría 6ta. de la Policía Federal, en el barrio porteño de...

El operativo, a cargo de la Secretaría de Seguridad de la Nación, se realizó en el barrio de Monserrat. Ya llevan más de 10 mil vehículos compactados, lo que es un récord en Latinoamérica.

autos abandonados
(CABA) El Ministerio de Seguridad removió 60 vehículos que fueron abandonados en la vía pública y que actualmente se encontraban en un playón de la comisaría 6ta. de la Policía Federal, en el barrio porteño de Monserrat.
Con este número, ya llevan más de 10 mil rodados compactados, récrod en Latinoamérica, y unos 30 predios liberados, precisaron desde la Secretaría de Seguridad que encabeza Sergio Berni.
Entre los rodados había automóviles, motos y chatarra, los cuales fueron removidos en el marco del Programa Nacional de Descontaminación del Espacio Urbano (Pronacom) en un galpón ubicado en la calle México al 1600.
Los vehículos serán compactados y el producto de la comercialización de esa chatarra entregado a la Fundación Garrahan.
“Los autos y motos que removimos del playón y del frente de la comisaría 6ta dejan de ser foco de contaminación para el barrio y los vecinos. Ya liberamos 30 predios y compactamos más de 10 mil rodados, un récord latinoamericano en materia de descontaminación del espacio público”, sostuvo el subsecretario de Seguridad Darío Ruíz, quien supervisó la remoción.
Los automotores secuestrados por orden judicial y alojados en comisarías porteñas son trasladados a la playa Espora, de la Policía Federal, donde se les retiran las baterías, el aceite, los restos de combustible y se les realiza una primera compactación.
Posteriormente, son entregados a una empresa, que en una planta de la localidad de Campana procede a su compactación final.
“Llevamos a compactación una cantidad importante de vehículos que se encuentran en situación de deterioro y perjudican el medio ambiente, además de afectar visualmente a la ciudad. Esta iniciativa es también solidaria, ya la chatarra se vende y el dinero obtenido es donado a la Fundación Garrahan”, señaló Ruíz.
Junto al funcionario nacional estuvo también el director Nacional de Fiscalización de Desarmaderos y Autopartes del Ministerio de Seguridad, Claudio Pandolfi.

Comentarios

Ingresa tu comentario