Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Renunciaron los jefes de Prefectura y Gendarmería

Renunciaron el comandante general Héctor Bernabé Schenone y el Prefecto General Oscar Adolfo Arce y continúan las protestas. (Ciudad de buenos Aires) El director general de la Gendarmería, Héctor Schenone, renunció hace instantes a su puesto luego de las palabras del jefe de Gabiente, Juan Manuel Abal Medina. Además, todos los jefes de las fuerzas tambén pusieron sus renuncias a disposición de la ministra de Seguridad Nilda Garré. Por el...

Renunciaron el comandante general Héctor Bernabé Schenone y el Prefecto General Oscar Adolfo Arce y continúan las protestas.

(Ciudad de buenos Aires) El director general de la Gendarmería, Héctor Schenone, renunció hace instantes a su puesto luego de las palabras del jefe de Gabiente, Juan Manuel Abal Medina. Además, todos los jefes de las fuerzas tambén pusieron sus renuncias a disposición de la ministra de Seguridad Nilda Garré. Por el momento, las protestas continúan y se espera que avancen las negociaciones.

En tanto, agentes de la Gendarmería Nacional se sumaron en las últimas horas a la protesta que realizan desde ayer los efectivos de la Prefectura Naval Argentina, en demanda de “un sueldo digno” y de la restitución de los haberes recortados con la aplicación de un decreto. Los manifestantes anunciaron que ambas fuerzas marcharían a Plaza de Mayo a las 11 de la mañana, pero finalmente rehusaron porque nuevos colegas llegaban a manifestarse en el edificio Centinela.

Si bien el reclamo se inició ayer en la Ciudad de Buenos Aires, con un grupo de prefectos, ya se extendió a las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Santa Fe, Chaco, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego. Los de Campo de Mayo, en tanto, fueron amenazados, según algunas versiones, en caso de sumarse al reclamo.

Esta mañana se reunieron el ministro de Economía, Hernán Lorenzino; el secretario de Seguridad, Sergio Berni; la ministra, Nilda Garré; y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina. Trascendió que otras fuerzas, como la Policía Federal o Fuerzas Armadas, hicieron guiños a los manifestantes de Prefectura y Gendarmería.

Víctor Pepe, veterano de Malvinas, salió a la puerta del Centinela para pedirle a los gendarmes cesar la protesta e ingresar al edificio, y si bien reinaba clima de tranquilidad, esta intervención caldeó los ánimos. Se negaron a ingresar con Pepe, adujeron los gendarmes, por miedo a represalias. Hubo gritos y una negativa generalizada.

Fernando, cabo primero de la Fuerza, advirtió que la situación “ya no da para más” y explicó que “hay cabos que están cobrando 3.100 pesos”.

“Estamos solicitando la presencia de más gendarmes”, sostuvo el efectivo, quien se encontraba desde las 5 junto a medio centenar de compañeros en el edificio Centinela, en la Avenida Antártida Argentina 1480, barrio porteño de Retiro. El cabo manifestó que están “en una situación muy crítica”.

“Queremos un sueldo digno y mejoras en las condiciones laborales, dignidad para todo el personal de la fuerza”, explicó. Un prefecto dijo que pasó a cobrar de 8.600 a 4.600: “Yo le debo plata al banco”, contó Claudio, en Ciudad Góti-k.

Por su parte, un grupo de efectivos de la Prefectura Naval Argentina seguía afuera del edificio Guardacostas, para denunciar que la aplicación del decreto 1307 les redujo el sueldo entre un 30 y un 60 por ciento por la eliminación de adicionales.

Ayer fracsaorn las reuniones con integrantes del Gobierno, como las mantenidas con el viceministro de Seguridad, Sergio Berni, y el ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

Comentarios

Ingresa tu comentario