Buenos Aires, 27/03/2017

Renuevan los espacios bajo autopistas con arte callejero

Consagrados muralistas ya pintaron algunos accesos a la ciudad debajo de la General Paz; avanzarán también en viaductos y puentes ferroviarios.

(CABA) Nuevos espacios se van sumando al mundo del arte callejero para estampar murales elaborados. Paredes en diferentes barrios, vagones de trenes o persianas metálicas de comercios son algunas de las variantes más comunes a las que habrá que sumarles otro sitio: las bóvedas que se forman bajo autopistas y puentes ferroviarios o vehiculares.

Desde hace algunos meses empezó a verse en distintos puntos de la ciudad cómo las columnas y los techos grises fueron tomando colores encendidos, en tonos pasteles, con figuras geométricas abstractas o composiciones en degrade. Son las primeras pinceladas de muralistas que tienen el objetivo de diluir la división que existe, por ejemplo, entre ambos lados de la General Paz.

La transformación se observa en el nudo en el que confluyen la General Paz, la autopista Perito Moreno y la avenida Juan B. Justo, en el límite entre el barrio porteño de Liniers y la bonaerense Ciudadela. Doscientas setenta columnas, trece tabiques y cuatro murales le dan forma al denominado “Parque Cromo”, la obra que el artista Martín Ron realizó junto con 25 personas durante 25 días.

Para algunos, un simple maquillaje; para otros, la posibilidad que el arte siga encontrando su camino por medio de los colores. Lo cierto es que ese modelo se está replicando en otros sectores de la Capital y seguirá en desarrollo hasta fines de año y durante 2017. Por ejemplo, hay una intervención en ejecución en el cruce de la Avenida Del Libertador con la General Paz que atraviesa su etapa final. Y, en las próximas semanas, comenzará otra obra en el Puente Saavedra.

El proyecto artístico surgió en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño, con el propósito de recuperar lugares que dan sensación de inseguridad o abandono. Los espacios bajo autopistas suelen funcionar como playas con autos abandonados, depósitos de basura y hasta posibles aguantaderos de delincuentes. El cambio de imagen pretende ser parte de una solución integral.

Las primeras pinceladas las dio Ron bajo la General Paz. Junto con su equipo, el artista lleva más de 10 años realizando murales e intervenciones callejeras en el partido de 3 de Febrero y otros sitios de la Capital y del mundo. Pero no es el único involucrado. Los muralistas Alfredo Segatori, Marcela Mouján y Pastel también tendrán sus espacios.

“El arte está ganando un espacio para expresarse. Los vecinos la toman y cambia la fisonomía de la ciudad. Es algo que repele la agresión, el vandalismo, porque hay un trabajo detrás y eso se respeta“, explicó Ron a La Nación mientras define los detalles del mural sobre avenida Del Libertador. “Lo podemos bautizar ‘policromo’. El concepto es utilizar las líneas irregulares para que rompan con una estructura que asfixia”, agregó, en referencia a las bases de hormigón de la General Paz que se ven como el techo de Del Libertador.

El proyecto artístico no sólo contempla los 150 espacios existentes bajo autopistas en la Capital, entre los de las autopistas 25 de Mayo, Dellepiane, Perito Moreno y General Paz. Consiste en intervenir gran parte de las 275 espacios restantes entre puentes, pasarelas peatonales y pasos bajo nivel. De ellas, 107 son mantenidas exclusivo de Ambiente y Espacio Público; otras 144 tienen un control mixto entre ese ministerio, AUSA y el ferrocarril.

Sólo en la mejora de los 25 puentes de la General Paz, lo que “dará vida y color a las puertas de acceso a Buenos Aires, se invertirán 12 millones de pesos. “Queremos llevar el arte a nuevos espacios, más cercanos a los vecinos, para promover su interacción y disfrutar más del espacio público. Pensamos el arte como una forma de disfrutar, de pasar un buen momento en lugares abiertos“, opinó el ministro del área, Eduardo Macchiavelli.

Esa política se siente en el barrio de La Boca, donde hace tres meses 30 artistas internacionales dejaron más de 6000 metros cuadrados de murales como resultado del festival Color BA. Más de 1000 litros de pintura distribuidos en las inmediaciones de la Usina de Arte convirtieron a la zona en un circuito de street art con las firmas del australiano Reka, el italiano Millo, el holandés Telmo Pieper, el venezolano Borneo, los argentinos Ron, Pablo Harymbat (Gualicho), Martín Privitera (Roma), Federico Minuchin y Milu Correch, entre otros.

Las actividades artísticas continuarán hasta fines de año en el túnel ferroviario de Sarmiento y Carlos Casares, en Palermo, donde Mouján intervendrá los arcos metálicos; Pastel trabajará sobre ambos lados del viaducto de Sarmiento y Lugones, mientras que Ron activará un nuevo concepto en Puente Saavedra. “La idea es no repetirse de un modelo a otro, pero que haya una identidad común. Lo importante es que cada puente tenga su sello”, afirmó el artista. NR

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario