Buenos Aires, 17/12/2017, edición Nº 1859

Rematan 28 propiedades por deudas de ABL porteño

Por $ 9.500.000 pesos.

Entre los deudores se encuentran empresas y particulares. La deuda acumulada de los 28 contribuyentes alcanza $ 9.500.000 pesos.

Retraccion-Ciudad-Buenos-Aires-expectativas_CLAIMA20130219_0001_4

(CABA) Por primera vez, el Gobierno porteño enviará a remate a deudores de ABL. Se trata de diez empresas y 18 particulares que acumulan deudas por $ 9.500.000 entre todos. En la Ciudad aseguraron que es la primera tanda y que ya están preparando los próximos 50 expedientes.

La medida fue tomada por la Administración General de Ingresos Públicos (AGIP). Según explicaron en el organismo, no hay registros de que el Gobierno porteño haya pedido a la Justicia que se rematara una propiedad de un deudor. “En gestiones anteriores no se hizo por falta de voluntad política. Y en nuestra gestión comenzamos recién ahora porque en estos años nos dedicamos a ordenar nuestras bases de datos, para que no hubiera dudas en los planteos a la Justicia”, explicaron fuentes de la AGIP.

Los primeros 28 casos incluso fueron publicados en la web del organismo. Entre las empresas hay cinco industrias, un garaje, un depósito, oficinas, un boliche nocturno y hasta un edificio en construcción que seguía figurando y tributando como un baldío. Se trata de propiedades comerciales con valores de mercado de entre $ 5 y $ 30 millones, mientras que las 18 viviendas valen entre $ 4 y $ 25 millones. En todos los casos tienen deudas importantes con años de antigüedad, que fueron intimados, llevados a juicio y con sentencia favorable a la Ciudad, que incluyeron el embargo de las cuentas bancarias. Si los contribuyentes no se terminan poniendo al día, el juez de cada caso podrá designar un martillero y mandar la propiedad a subasta, algo que la Ciudad ya pidió.

Creemos que este es un mensaje claro que demuestra que no cumplir con las obligaciones tributarias tiene consecuencias. Se trata de propiedades de alto valor de mercado que acumulan niveles de morosidad que no se compadecen con la equidad distributiva que venimos construyendo”, explicó Carlos Walter, el titular de la AGIP.

El Gobierno porteño inicia juicios contra morosos una vez que agotó la instancia administrativa, con intimaciones. Pero en un 30% de los casos el contribuyente termina pagando apenas comenzado el trámite judicial. En otros casos se llega a embargar las cuentas, pero a veces los deudores no tienen suficientes fondos depositados, con lo cual la única forma de obtener el dinero es con el remate.

Pero es realmente muy inusual que un inmueble termine subastado por una deuda. Hay sólo dos antecedentes, y no por ABL, sino por Ingresos Brutos.

En el primer cuatrimestre la Ciudad recaudó $ 17.398,5 millones, de los cuales $ 2.066,6 millones, el 11,8%, son del ABL. Pese a que en los últimos dos años se hicieron revalúos de la tasa, que en algunos casos implicó aumentos de hasta el 1.000% en las propiedades que venían más retrasadas, la proporción del ABL en el total de recaudación sigue siendo baja. El principal recurso impositivo de la Ciudad es Ingresos Brutos, que explica el 72% de la recaudación. Con los remates, la AGIP, que ya notificó a los deudores, busca generar conciencia y que haya una condena social para los incumplidores.

Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario