Buenos Aires, 26/09/2017, edición Nº 1777

Remakes de películas argentinas en el mundo

Hace años que se viene utilizando este recurso en el cine y gracias a ello cada vez son más las películas nacionales que podrían llegar a tener su versión en el extranjero: partiendo de la recientemente confirmada adaptación hollywoodense de El secreto de sus ojos, pasando por la fallida Criminal de Nueve reinas, las mexicanas No sos vos, soy yo y Un novio para mi mujer, hasta los proyectos que todavía...

Hace años que se viene utilizando este recurso en el cine y gracias a ello cada vez son más las películas nacionales que podrían llegar a tener su versión en el extranjero: partiendo de la recientemente confirmada adaptación hollywoodense de El secreto de sus ojos, pasando por la fallida Criminal de Nueve reinas, las mexicanas No sos vos, soy yo y Un novio para mi mujer, hasta los proyectos que todavía no se concretaron.

el secreto de sus ojos remake

Por Natalia Rivarola

(CABA) “Rehacer, hacer una nueva versión”, así define el diccionario inglés-español la palabra “remake”, un recurso muy utilizado en la cinematografía. Existen diferentes tipos: la reactualización o puesta al día, cuando el film es adaptado para otro contexto o tiempo; y para la audiencia anglosajona, ya sea para evitar los subtítulos o porque prefieren que la historia se cuente en un escenario de ese país. Este último es el que van a aplicar en Hollywood para El secreto de sus ojos, la aclamada y ganadora del Oscar a la Mejor película extranjera en 2010, de Juan José Campanella, que protagonizaron Ricardo Darín y Soledad Villamil.

Quizá por falta de originalidad –recordemos que últimamente las grandes productoras también recurren mucho a adaptaciones fílmicas de novelas, cuentos, cómics y hasta video juegos- hace años que se viene utilizando esta herramienta y cada vez son más las películas nacionales que podrían llegar a tener su versión en el extranjero.

Cuatro años después de que el film de Campanella ganara uno de los premios más importantes del mundo, decidieron hacer la versión norteamericana. Con un elenco de estrellas de la talla de Gwyneth Paltrow (también ganadora del Oscar a mejor actriz por Shakespeare enamorado) y Chiwetel Eijofor (protagonista de la reciente premiada por la Academia, 12 años de esclavitud), la adaptación será producida por Mark Johson, el mismo que realizó la famosa serie Breaking Bad. Con un equipo de semejante reconocimiento, apuestan por uno de los mejores policiales argentinos.

Pero ésta no es la primera vez que ponen las fichas en una película interpretada por Darín. En 2004, Warner Independent Film lo hizo por Nueve reinas, de Fabián Bielinsky, que, bajo el nombre de Criminal, fue protagonizada por John C. Reilly, el mexicano Diego Luna y Maggie Gyllenhaal. Aunque en este caso, la producción de la compañía de Steven Soderbergh y George Clooney no fue muy bien recibida ni por la crítica, que no pudo evitar compararla con la original, inclinando la balanza para el lado de esta última; ni por el público, ya que la argentina superó a su clon incluso en las salas norteamericanas, donde recaudó 1.230.000 dólares con apenas 35 copias, mientras que Criminal obtuvo 930.000 dólares con una salida más amplia.

Sin embargo, éste fue uno de los pocos casos que la remake finalmente se concretó. En varias ocasiones los rumores sobre adaptaciones llegaron a oídos locales pero los proyectos se estancaron en el camino. Según explicó Alejandro Cacetta, de la productora cinematográfica Patagonik – empresa que tiene como socios a Artear, Pol-ka, Cinecolor y Walt Disney– los interesados “tienen los derechos durante 18 meses y en ese tiempo tienen que decidir si la hacen o no. Toman un derecho de opción”. Es decir, estudian el mercado y analizan las posibilidades, y de acuerdo a eso continúan con el proyecto o no.

Por mencionar más ejemplos con los éxitos de nuestro actor fetiche, tanto El hijo de la novia, también de Campanella, como Carancho, de Pablo Trapero, llamaron la atención de los productores norteamericanos. Sobre el primero, cuyos derechos habían sido comprados por la compañía Sony Pictures, incluso se dijo que sería protagonizado por el comediante Adam Sandler (Un papá genial y Como si fuera la primera vez), aunque todo quedó en la nada.

Para llegar a hacer un remake es fundamental la experiencia de difundir un film en el exterior y hacer popular su repercusión. Así, los festivales internacionales funcionan como vidriera para la cinematografía. Son los espacios más buscados por las grandes productoras que están atentas para comprar las historias que hayan tenido buena recepción en su país de origen. Este es el caso de El hombre de al lado, una película de Mariano Cohn y Gastón Duprat que fue premiada en el Festival de Cine de Sundance, seleccionada para representar a la Argentina en la categoría de mejor película hispanoamericana de los Premios Goya, adquirida por HBO Estados Unidos y que podría llegar a tener reversiones en Brasil y España.

También Dos más dos, Igualita a mí y Un novio para mi mujer, todas comedias protagonizadas por Adrián Suar, vendieron sus derechos en el exterior. A pesar de que con la intermediación de FilmSharks Int, las tres películas, que fueron un éxito comercial a nivel local, habrían confirmado sus versiones estadounidenses y mexicanas, solo la última parece que logrará realizarse. Aunque sonaba fuerte el nombre del taquillero Steve Carell (Virgen a los 40) para la versión hollywoodense de la película de Juan Taratuto, que Suar coprotagonizó con Valeria Bertuccelli en 2008, aún están analizando la posibilidad de hacerla o no. Pero donde sí ya se confirmó su adaptación es en México, donde será protagonizada por Arath de la Torre y Sandra Echeverría. Y ésta no es la primera historia argentina de la cual este país hace su propia versión. La exitosa No eres tú, soy yo, protagonizada por Eugenio Derbez, Alejandra Barros y Martina García, que convocó a más de 2 millones de espectadores, llegando al Top Ten mexicano en 2010, partió de No sos vos, soy yo, también de Juan Taratuto, que acá solo consiguió el lugar 51 de entre 200 lanzamientos.

El mercado mundial busca nuevos proyectos y posibilidades todo el tiempo, pero es mucho más fácil y seguro hacer una remake, que ya fue probada y saben que funciona, a la vez que es más barato que pagar un guión original. ¿Logrará la adaptación de El secreto de sus ojos transmitir con la misma intensidad que el film original? Habrá que esperar.

Fuente: nolovasaleer.com

Comentarios

Ingresa tu comentario