Buenos Aires, 18/12/2017, edición Nº 1860

AUSA refuerza el cerco que separa la autopista Illia de la Villa 31

  Es para evitar pedradas a los automovilistas y resguardar la seguridad de los vecinos que viven junto a la autovía. El nuevo enrejado tendrá casi tres metros de altura y se extenderá a lo largo de 550 metros. (CABA) Cuando las pedradas a los automovilistas -para luego robarles- se hicieron públicas, muchas voces pidieron un muro divisorio entre la Villa 31 y la autopista Illia. Y si bien la...

 

Es para evitar pedradas a los automovilistas y resguardar la seguridad de los vecinos que viven junto a la autovía. El nuevo enrejado tendrá casi tres metros de altura y se extenderá a lo largo de 550 metros.

Refuerzan-separa-autopista-Illia-Villa_IECIMA20140918_0005_7

(CABA) Cuando las pedradas a los automovilistas -para luego robarles- se hicieron públicas, muchas voces pidieron un muro divisorio entre la Villa 31 y la autopista Illia. Y si bien la idea fue descartada desde un principio, esta semana Autopistas Urbanas SA (AUSA) comenzó la instalación de un nuevo cerco, más resistente, que evitará esta modalidad de delitos y problemas viales, contó La Razón.

Según la versión oficial, el viejo alambrado estaba dañado y ya no tenía arreglo, por lo que se hacía necesario su reemplazo. Este nuevo cerco tiene una base de hormigón de 65 centímetros y un alambrado de dos metros de alto, que se extenderá a lo largo de 550 metros de la autovía.

Por un lado, esta obra reforzará la seguridad de los automovilistas e impedirá que sean atacados desde los costados, como han denunciado en reiteradas oportunidades, según fuentes oficiales.

Por otra parte, también llevará tranquilidad a los vecinos de la Villa 31 y 31 bis que viven a metros de la autovía, dado que los autos pueden desprender objetos peligrosos en caso de accidentes o malas maniobras.

Comentarios

Ingresa tu comentario