Buenos Aires, 14/12/2017, edición Nº 1856

Record: se consumen 127 kilos de carne anuales por persona

Según un informe, las preferencias de los argentinos siguen focalizadas en la carne vacuna, que llegó a la segunda marca más alta de los últimos seis años.

(CABA) Los argentinos consumieron en el primer semestre la cantidad promedio récord de 127 kilos anuales de carne entre producción vacuna, avícola, porcina y de pescado. La demanda superó así el máximo histórico de 126 kilos de carne por habitante que se registró en 2014.

Al tope de las preferencias quedó la carne vacuna, que al cabo de los primeros seis meses arrojó un consumo promedio anual de 60,7 kilos, comunicó la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra) en el marco de su informe de la actividad de junio.

La marca es la segunda mayor de los últimos seis años y superó los 56,6 kilos de 2010; los 53,2 kilos de 2011; los 56,6 de 2012, y 58,8 de 2014; si bien fue menor que la marca de 61,5 kilos de 2013.

Para el titular de la Cámara de la Industria Frigorífica (Cifa), Jorge Martínez, la información da cuenta de un mercado equilibrado pero con buenas perspectivas a futuro. “Hay un escenario de estabilidad con leve tendencia al ascenso pero también hay altibajos con los precios”, indicó el ejecutivo.

Las carnes de pollo, cerdo y pescado también mantuvieron los buenos niveles. En el caso avícola, el consumo llegó a los 45,8 kilos anuales por persona. Según el Centro de Empresas Procesadoras Avícolas (Cepa), el consumo de pollo se ubicó en 45,8 kilogramos por año por habitante, destacó ayer la agencia Télam, un dato “similar al récord de 2014, de 45,9 kilos; y por encima de los 40,5 de 2013 y los 42 de 2012″.

porcina

El titular de la Cámara de Procesadores Avícolas (Cepa), Roberto Domenech, aseveró que el dato es superior al récord del año pasado y “tiene que ver con hábitos alimentarios que se consolidan cada vez más”. Domenech dijo que el dato semestral adelantó los niveles de consumo que las empresas esperaban recién para 2017 y subrayó el precio del producto ($ 23 por kilo) como principal traccionador de la actividad.

En los últimos tiempos también creció el consumo de presas, que cada vez son más habituales en los comercios. El pollo “es un producto cada vez más dúctil porque dentro de la pirámide alimenticia es saludable”, añadió el titular de la cámara, quien aprovechó para destacar los resultados de la crianza entre los factores que explican el nivel de consumo.

El consumo de cerdo aumentó a 11,5 kilos por habitante en la primera mitad del año, según datos de la Asociación de Productores de Porcinos (Aapp) que citó Télam.

En cuanto al pescado, el consumo fue de 9 kilos por habitante en el primer semestre, por debajo del récord 2014 de 9,7 kilos.

carne4

Comentarios

Ingresa tu comentario