Buenos Aires, 29/03/2017

Recoleta: los dueños de un bar obligaban a sus empleadas a prostituirse

El lugar fue clausurado por orden del juez Sebastián Casanello

(CABA) Un bar de Recoleta fue clausurado hoy por orden del juez Sebastián Casanello, que investiga a los dueños del local por la supuesta explotación sexual de sus empleadas.

La denuncia había sido efectuada en marzo por una de las madres de las víctimas, quien en su momento afirmó que el trabajo de su hija “consistía en atraer clientes para luego sacarles tragos; sin embargo, con el tiempo [el dueño] le sugirió que ofreciera servicios sexuales a los clientes”.

El local queda sobre Vicente López 2229 y se llama Stavros. El mismo ya fue denunciado por la Fundación La Alameda y su dueño, Gabriel Nicolás Athanassopoulos (conocido como “El Griego”) lo maneja hace más de diez años, lapso en el que fue cambiando de nombre. Por el mismo caso son investigados también inspectores del Gobierno porteño que habrían aceptado coimas para evitar la clausura del lugar por prostitución.

Una de las víctimas, que trabajó allí en 2013, declaró que ella fue al local nocturno por un aviso de camarera y que Athanassopoulos le resaltó la importancia de atraer clientes. Por noche, trabajaban entre cuatro y seis chicas, aclara el expediente donde quedó asentado que “los ‘pases sexuales’ eran pactados allí, pero los encuentros íntimos se concretaban en albergues transitorios de la zona”.

Otra de las mujeres que declaró en contra del local precisó que todas las mozas eran obligadas a usar poca ropa y ganaban cerca de $150 por noche. En tanto, el horario de trabajo era de 20 a 4, sin ningún franco establecido. Al principio, relató, le llamó la atención la actitud del resto de sus compañeras, aunque nadie a ella le insinuaba nada. Después del cuarto mes, ella intentó renunciar y el dueño le ofreció atender en la barra por el doble de dinero.

La mujer denunció además que el dueño les ofrecía drogas para tolerar el trabajo y en su caso la hacía figurar como encargada. Su límite fue cuando debió acostarse con el jefe policial de la comisaría 19 para “evitar tener problemas legales” y clausuras. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario