Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

Recoleta: denuncian ocho delitos por día

Según el último informe de la Asociación Barrio Recoleta, se registraron 1459 delitos en la zona en los últimos seis meses. El 40% son robos en la vía pública y el 14% en comercios. (CABA) Una serie de robos a vecinos , comerciantes y turistas despertó una alarma en todo el barrio. Según el último informe de la Asociación Barrio Recoleta, en los últimos seis meses se registraron 1459 reportes...

Según el último informe de la Asociación Barrio Recoleta, se registraron 1459 delitos en la zona en los últimos seis meses. El 40% son robos en la vía pública y el 14% en comercios. recoleta (CABA) Una serie de robos a vecinos , comerciantes y turistas despertó una alarma en todo el barrio. Según el último informe de la Asociación Barrio Recoleta, en los últimos seis meses se registraron 1459 reportes de personas que sufrieron delitos en el barrio, lo que significa un promedio de ocho robos por día. Según el presidente de la asociación y coordinador en el armado del mapa del delito de la ciudad de Buenos Aires, Nelson Durisotti, la situación de la seguridad en el barrió es grave y no ha mejorado en los últimos tiempos. “En estos seis meses -dijo-, registramos un aumento de los robos en vía pública, los arrebatos son cada vez más frecuentes, ya sean asaltos callejeros o la modalidad piraña a vehículos, que antes no se veía en la zona.” Además, aseguró que en cuanto a los asaltos en la vía pública, las principales víctimas son los turistas, los vecinos que salen a hacer gimnasia y los estudiantes de la Facultad de Derecho. En el informe también se establece que el 40% son robos en la vía pública y el 14% de ellos son en comercios. Seguido por el 10% de robos a clientes en bares y restaurantes (muchos en locales de comidas rápidas) y el 8% de robo piraña a automóviles. El 7% son entraderas, de las cuales el 70 por ciento de ellas fueron sin forzar la puerta del edificio. Por lo tanto, los vecinos asumen que los delincuentes tienen llaves de la puerta de entrada. En cuanto a los comercios, Durisotti aseguró que fluctúa. “Hay días en que hay hasta siete asaltos a comercios y hay otros días que no hay ninguno. Pero es una situación que responde más a un estado de ánimo de los delincuentes que al accionar policial”, dijo. En el último mapa del delito realizado por esta asociación, junto con otras organizaciones similares, se relevaron más de 23.000 robos en toda la ciudad en los últimos seis meses, de los cuales los robos en Recoleta representan el 6,25%. Esta situación alarmó a los responsables de entidades intermedias del barrio. Tanto es así que esta semana se reunieron el párroco de la iglesia Nuestra Señora del Pilar, Rómulo Puiggari, las autoridades del Cementerio de la Recoleta y del Centro Cultural Recoleta para tratar la inseguridad en la zona. Temen que tanto la inseguridad como los manteros instalados en la calle Junín ahuyenten a los turistas. Uno de los responsables de la comisaría 19a. confió que la modalidad delictiva que prima en la zona es el arrebato. “Lo que más se ven son motochorros en pareja arrebatando celulares ocadenas de oro.” Inés García es la propietaria del local de ropa de bebes Carinés, situado en Pueyrredón 1745, y hace diez días fue sorprendida por un delincuente de unos 30 años en su local. “Eran las 12 y la puerta estaba abierta. Me dio un empujón, me llevó al baño y me encerró. Él revolvió todo y se llevó los $ 100 que había en la caja”, comentó la comerciante. Además, agregó que una semana después un local de velas aromáticas de la misma cuadra también fue asaltado. Esta seguidilla de asaltos se debe, según los vecinos, a que en esa cuadra al no haber bancos no hay seguridad en la zona. “Pueyrredón, entre French y Juncal, es una cuadra muy solitaria. Nunca hay mucha gente y los comerciantes necesitamos más seguridad en la zona”, comentó García. Para Durisotti hacen falta más cámaras de seguridad y mayor presencia policial. Hay zonas en donde debería haber y no la hay, como en la esquina de Laprida y Pacheco de Melo. Además, la zona aledaña al Shopping Recoleta Mall está poco iluminada. Otro vecino del barrio, Juan Chavarri, se mostró intranquilo con la seguridad referida a los senderos seguros para los colegios . “Mi hijo de 10 años empezó a ir solo al colegio, pero los senderos no se controlan. El año pasado algunos vecinos nos dimos cuenta de que los delincuentes sabían cuál era el camino y en las partes en que no se controlaban robaban a los chicos. Las personas que tienen que controlar estos caminos ni siquiera están comunicadas con la policía”, dijo el vecino. Además, agregó, en el último año han aumentado las entraderas a departamentos y muchas de ellas con violencia. “Cuando una familia deja la casa por un fin de semana lo hace con miedo. Lamentablemente, la presencia policial está sólo cuando el hecho ya ocurrió”, dijo. El panorama actual que vive la zona se vio reflejado también hace un mes cuando dos hombres resultaron heridos durante un tiroteo en Billinghurst y Peña. El hecho se dio luego de que los dos delincuentes, de unos 30 años, intentaron asaltar a un taxista que, además, era un suboficial de la Prefectura Naval. El conductor del auto se resistió al asalto y se tiroteó con los asaltantes, quienes escaparon corriendo y uno de ellos fue herido en el abdomen. El delincuente baleado cayó al piso y el suboficial de la Prefectura, quien también fue herido de un disparo, logró detenerlo. Pese a ello, los transeúntes quisieron lincharlo, pero la policía que llegó al lugar lo impidió. LOS DELITOS QUE ABUNDAN EN EL BARRIO 583 robos en la vía pública La mayoría fueron arrebatos de teléfonos celulares y de cadenas de oro. 204 robos en comercios La cifra comprende el período de los últimos seis meses en el barrio. 146 robos a clientes de bares y restaurantes. La mayoría de ellos fueron cometidos en locales de comida rápida. Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario