Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Reabrirá la tradicional milonga del club Sunderland de Villa Urquiza

Fue clausurada hace más de 50 días por la falta de mangueras para incendios. Podría reabrir el sábado tras achicar la superficie de baile.

(CABA) Si todo resulta según lo previsto, el sábado próximo reabrirá la tradicional milonga del club Sunderland, de Villa Urquiza, que fue clausurada hace más de 50 días por la falta de mangueras para combatir eventuales incendios.

El relanzamiento será posible porque los organizadores del baile se comprometieron a mantener la actividad dentro de un espacio que no supere los 1000 metros cuadrados y entonces, según la normativa en vigor, no requerirá de aquel tipo de instalaciones. Así lo afirmó a la agencia de noticias Télam Jorge Rodríguez, uno de los impulsores de la milonga, quien agregó que el problema quedaría saldado con la suma de más matafuegos, que ya fueron colocados.

La comisión directiva del Sunderland, situado en Lugones al 3100, se comprometió con el gobierno porteño “a no ocupar un lugar detrás de la cocina del club, de 40 metros cuadrados”, para evitar confusiones, detalló el tanguero.

La milonga, bautizada como Malena, se desarrolla desde siempre en una cancha de básquet, adecuada con mesas y sillas que se colocan los sábados por la tarde.

Rodríguez aclaró: “Todavía falta una última inspección para verificar que el permiso de funcionamiento de la milonga coincida con las instalaciones que describe el formulario pertinente y luego podremos reabrir”.

Si la clausura efectivamente se levanta, el próximo sábado la milonga Malena vivirá una gran fiesta, tanto por la reapertura después de casi dos meses como por el inminente comienzo del Festival y el Campeonato Mundial de Tango 2015, actividad que cada año convoca en Buenos Aires a miles de tangueros de todo el mundo.

Sunderland es una de las mecas porteñas de la milonga. Allí, “el Polaco” Goyeneche pasó inolvidables noches de tango, y por sus instalaciones también desfilaron el consagrado Miguel Ángel Zotto, la pareja de Gloria y Eduardo, y muchas más figuras del dos por cuatro.

Luego de la tragedia de Cromagnon, en la que murieron 194 jóvenes, el gobierno porteño reforzó los controles de seguridad en locales bailables y los hizo extensivos a actividades de baile realizadas en ámbitos culturales, como los clubes de barrio. Muchos quedaron en la mira, y Malena no fue la excepción.

Rodríguez dijo que la instalación de las mangueras contra incendios hubiera demandado la colocación de un tanque de agua extra en la terraza del Sunderland, lo que implicaba una importante inversión que la entidad no podía afrontar.

Precisó que, tras la reapertura, habrá tres personas de seguridad para desalojar el lugar en orden al final del baile y que el certificado de habilitación estará a la vista.

milonga del club Sunderland5

Fuente: La Nación

Comentarios

Ingresa tu comentario