Buenos Aires, 19/08/2017, edición Nº 2078

Ramos Mejía: robaron una camioneta con un bebé adentro y lo tiraron por la ventanilla

Una mujer ingresaba en el garaje de su casa cuando fue sorprendida por delincuentes. El pequeño de cuatro meses está internado.

(PBA) Un bebé de cuatro meses resultó herido al ser arrojado por la ventana de una camioneta que fue robada por dos ladrones en Ramos Mejía, partido de La Matanza.

Fuentes policiales informaron que la víctima, identificada como Mateo, se encontraba esta mañana internada en una sala de terapia intensiva de la Clínica Trinidad, en Ramos Mejía, en observación. La madre confirmó que tras una tomografía, los médicos le dijeron que la criatura está bien de salud aunque deberá seguir internada, pero en terapia intermedia.

El hecho fue cometido anoche cuando una mujer ingresaba su camioneta Renault Sandero en el garaje de su casa ubicada en la esquina de las calles Pringles y General Conesa. Los dos ladrones escaparon con la camioneta y llevaron en su interior al bebé, que estaba en una sillita.

Al advertir su presencia, lo arrojaron a la calle desde una ventanilla y huyeron. “Lo tiraron con todo, como si fuese una bolsa. No les importó nada y sólo querían el auto“, dijo la mamá.

“Llegamos a casa, el bebé venía durmiendo, y me puse a bajar las cosas. Cuando de repente los veo venir. Les doy las llaves, me piden el celular. Empecé a gritar que estaba mi hijo. No pude llegar a sacarlo y arrancaron la camioneta. Y unos metros más adelante, lo expulsan de la camioneta y veo que lo tiran con el huevito y todo. El bebé rodó abajo de un auto. Sabían que estaba el chiquito”, contó esta mañana Luciana, madre de la criatura.

La mujer recordó que comenzó a gritar y a llamar a su marido, que estaba adentro de la casa, al mismo tiempo que varios vecinos aparecieron para auxiliarla. “Pensé que me lo llevaban”, cerró la mujer, quien confirmó que el chiquito tiene lesiones, raspones y un golpe en la cabeza.

Luciana detalló que eran dos ladrones jóvenes, de entre 18 y 20 años, y que estaban armados. En tanto, policías de la seccional local trabajaban en la zona en busca de los delincuentes, que aún no fueron localizados, al igual que el auto.

A raíz del hecho se inició una causa que quedó a cargo del fiscal de Instrucción 3 de La Matanza, Guillermo Bordenave. NR


Fuente: Clarín

Comentarios

Ingresa tu comentario