Buenos Aires, 13/12/2017, edición Nº 1855

Quince opciones para escaparte de la ciudad en verano

Acá te ofrecemos quince opciones para que te puedas pegar una escapada durante las vacaciones o los fines de semana largo.

(CABA) El desafío que plantea en verano la gran ciudad atravesada por el calor empuja a aquellos que no disponen de muchos días de descanso a buscar respiro en una atmósfera incontaminada, sin necesidad de recorrer grandes distancias ni de maltratar el bolsillo. Aquí se sugieren quince destinos de las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe, recomendados para recrearse en familia, en los que se conjugan paseos embarcados por ríos y lagunas, pesca, excursiones por serranías, propuestas rurales, termas y sitios históricos.

1. Chascomús Lo más reconocido de la gastronomía de Chascomús espera a la altura del km 113 de la ruta 2, donde el clásico parador Atalaya elabora sus inigualables medialunas y otras exquisiteces dulces y saladas. En Chascomús también es posible degustar muy buenos asados criollos, por ejemplo en las estancias La Alvariza, La Fe, La Horqueta y La Juanita. Alrededor de la famosa Laguna de Chascomús -la principal de las siete lagunas encadenadas de la zona- hay cabañas, recreos, campings y clubes deportivos, que brindan clases de windsurf, remo y vela. Allí también se organizan travesías en kayak, salidas de pesca con guía y paseos en lancha. El circuito histórico por el casco urbano vincula el Museo Pampeano con la iglesia con piso de tierra de la colectividad afrodescendiente, la Casa de Casco y el Club Vasco.

2. Tandil Uno de los destinos turísticos bonaerenses que más evolucionó en los últimos años en cuanto a servicios, infraestructura hotelera e información para los visitantes. El circuito clásico arranca en la Reserva Natural Sierra del Tigre -donde se puede acceder a la cima del cerro El Venado- y continúa en el cerro El Centinela (se puede ascender hasta la cima en aerosilla), Monte Calvario y su Vía Crucis, la réplica de la Piedra Movediza -la original cayó en 1912- y el céntrico cerro Castillo Morisco. El relieve serrano se presta perfectamente para practicar rappel, tirolesa, trekking, mountain bike y travesías en camioneta 4×4 y en cuatriciclo. Después de décadas de abandono, la antigua posta de carruajes del pionero Ramón Santamarina fue recuperada y transformada en el almacén y casa histórica Epoca de Quesos, el lugar más indicado para deleitarse con panes, galletas y una abundante picada de campo.

3. Isla Martín García Las salidas embarcadas desde la Estación Fluvial de Tigre incluyen un muy didáctico recorrido guiado por este pequeño territorio, enclavado en medio del Río de la Plata, donde se produjeron hechos relevantes para la historia del país. Apenas ponen pie en el muelle, los visitantes se topan con fuertes referencias del pasado: cañones defensivos -instalados por orden del presidente Domingo Faustino Sarmiento en 1868-, una plaza que homenajea al almirante Guillermo Brown, el Museo Histórico, restos de una prisión naval militar creada en 1765, el faro y el Parque a los Heroes de Argentina y Uruguay. Otros lugares de interés son la panadería de 1913 (famosa por su tradicional pan dulce), las casas abandonadas del Barrio Chino (recubiertas por la vegetación), el cementerio y el cine-teatro, donde a partir de 1910 se realizaban bailes y reuniones sociales.

La desbordante flora y fauna de la Reserva Natural Isla Martín García se aprecia a lo largo del circuito Cantera y Laguna, conformado por arenales, bosques, selva marginal, más de 800 especies de plantas, centenares de aves, juncales y pajonales a orillas del río.

4. Tigre Más de 2 mil kilómetros cuadrados de islas, ríos, arroyos y canales hacen de la Primera Sección del Delta un territorio inigualable de biodiversidad, donde se multiplican las opciones recreativas. Con base en alguna cabaña, spa, recreo, camping u hostería, se puede salir a remar en canoa o en kayak, practicar trekking, hacer avistajes de aves y safari fotográfico, descansar en una playa de arena, cabalgar y pescar. En tierra firme, Tigre exhibe el saludable Paseo Victorica, un elegante balcón con vista a los ríos Tigre y Luján, rodeado por restaurantes, clubes de remo y el Museo Naval y coronado por el lujoso edificio del Museo de Arte Tigre. Cerca de aquí, el Parque de la Costa propone diversión y el Mercado de Frutos sugiere un recorrido por tiendas que ofrecen productos de la zona isleña y el continente. El Boulevard Sáenz Peña se transformó en un nuevo circuito de arte, antigüedades, gastronomía, diseño, decoración, música, fotografía y puestos de coleccionistas. A su vez, en Benavídez funciona el parque EucaTigre, con 105 juegos de altura.

5. Sierra de la Ventana Un exigente trekking por el Parque Provincial Tornquist conduce hasta el enorme boquete natural, abierto en una roca, que da nombre a esta comarca serrana. Desde esa perspectiva se aprecia una inmejorable vista de esta región, conformada por los pueblos Sierra de la Ventana, Villa Ventana, Villa Arcadia, La Gruta y Saldungaray, donde se puede visitar una bodega artesanal, un fortín reconstruido y el cementerio, cuya monumental portada es obra del célebre arquitecto Salamone. Otra perspectiva de Sierra de la Ventana desde las alturas se logra desde la cima del cerro Ceferino, frente al balneario El Dique, al que se llega a través de una caminata más sencilla. En la zona abundan pequeñas hosterías y cabañas. También merecen ser tenidos en cuenta el Club de Golf de 18 hoyos, ferias y talleres de artesanos, las piletas municipales que funcionan a orillas del río Sauce Grande y del arroyo San Bernardo y el Zoológico.

vent20

6. San Antonio de Areco Guías de la Dirección de Turismo conducen visitas guiadas gratuitas por el casco histórico de la sede de la Fiesta Nacional de la Tradición. Se aprecian legendarias pulperías, edificios antiguos, bares y atelieres de artesanos locales, como plateros, sogueros, pintores y talabarteros. El renombrado Museo Gauchesco Ricardo Güiraldes y la recreada pulpería La Blanqueada son la mayor atracción del Parque Criollo. Una novedosa forma de recorrer la ciudad la brinda el Carruaje Turístico. Numerosos restaurantes sirven sabrosos asados, así como las parrillas y estancias de cercanos pueblos rurales. Villa Lía también cuenta con un museo que rescata usos y costumbres del gaucho y en Vagues funciona un Centro de Interpretación Ferroviario.

7. Luján El más popular de sus circuitos temáticos es el “Religioso”, con la Basílica como indiscutible atracción central. Por su parte, el recorrido “Histórico” abarca el Museo Historiográfico y el Museo de la Algodonera, en Flandria. El “Rural” nuclea los restaurantes de campo de Luján y Carlos Keen, estancias y centros tradicionalistas. Finalmente, en la propuesta “Natural” se destaca el Parque Ameghino, que cuenta con una aerosilla que se eleva por sobre el río Luján.

8. San Pedro La gran novedad es un recorrido por antiguos túneles industriales. También atrae la propuesta de turismo rural en Santa Lucía, a 37 kilómetros de San Pedro por la ruta 191. Magníficas vistas del río Paraná brindan las barrancas de la ciudad y Vuelta Obligado, 19 km al norte, que fue incorporado al listado de “Pueblos Históricos” del gobierno bonaerense. Decenas de fósiles de animales prehistóricos hallados en el yacimiento Campo Spósito (en Río Tala, a 10 km de la ciudad) son exhibidas en el muy completo Museo de Paleontología. El programa de Día de campo en La Campiña de Mónica y César (a un costado de la ruta 9 Panamericana) contempla un té campestre, visita guiada a una huerta y un paseo entre naranjos y durazneros.

9. La Plata Un completo programa de naturaleza y recreación podría empezar a desandarse en el Paseo del Bosque, donde se encuentran el Museo de Ciencias Naturales (con réplicas de dinosaurios), el Observatorio Astronómico, un anfiteatro y el Jardín Zoológico y Botánico. En el centro, la plaza Moreno (en 13 entre 51 y 53) es el eje del circuito histórico y cultural. Frente a uno de sus costados se levanta la imponente Catedral de estilo neogótico, la escala más vistosa del recorrido, que continúa en los museos Provincial de Bellas Artes Emilio Petorutti y de Arte y Memoria, la plaza y Centro Cultural Islas Malvinas y los teatros Argentino y Podestá. Otros imperdibles son las actividades culturales y muestras de arte callejero en el barrio Meridiano V y el parque temático República de los Niños, en Gonnet.

10. Lobos Si bien la indiscutible atracción principal es la famosa Laguna de Lobos -que ahora cuenta con un nuevo paseo público-, la ciudad ofrece un interesante recorrido histórico, en el que se destacan la Plaza 1810, la casa natal del ex presidente Juan Domingo Perón -transformada en museo-, el Museo Histórico y de Ciencias Naturales, las esquinas sin ochavas, centenarias cruces jesuitas y pulperías de mediados del siglo XIX. Para los aficionados a la pesca, la laguna es pródiga en pejerreyes y carpas. Las arboledas y los recreos de la orilla son ideales para hacer picnic. Cerca de la laguna despegan los vuelos de bautismo en paracaídas, se organizan jornadas de campo en las estancias La Candelaria y Santa Rita y se extiende la pasión por el polo.

11. Gualeguaychú (Entre Ríos) Los sábados de enero y febrero, los habitantes de esta ciudad recostada sobre los ríos Gualeguaychú y Uruguay y miles de visitantes vibrarán al compás de las tres comparsas que animarán la edición 2015 del Carnaval más promocionado del país. Durante el día, Gualeguaychú se presta para disfrutar de la playa Ñandubaysal -donde hay un bar creado por el artista plástico uruguayo Carlos Páez Vilaró y un camping-, los paseos por la costanera y dos complejos termales. La ciudad renovó su propuesta para los chicos, que cuentan con el Parque Acuático, parque de diversiones, acuario, juegos inflables y pista de skate. Para compartir en familia, cabalgatas, bicicleteadas, bicimóviles y, en el río, canoas, kayak, piraguas y bicibarcas. El Parque Unzué es el mejor escenario para hacer picnic y descansar.

12. Colón (Entre Ríos) El tradicional encuentro de compañías teatrales “Colón a todo teatro”, que se realiza todos los años en diciembre, anticipa la nutrida cartelera de eventos que complementan en esta ciudad el descanso y los deportes náuticos en las playas del río Uruguay y en el complejo termal, visitas guiadas al Palacio San José y la imperdible visita al Parque Nacional El Palmar. El 10 de enero arranca la fiesta del Carnaval, con los bailes callejeros y comparsas de los Corsos Colonienses, anunciados para los viernes, sábados y domingos de enero. Mientras tanto, la plaza Artigas cobijará los puestos de la Feria de Artesanías y Manualidades. A principios de febrero se llevará a cabo la Maratón Deportiva de la Artesanía.

13. Paraná (Entre Ríos) La gran novedad en la capital entrerriana la constituyen los paseos por el río en catamarán y en canoa y las visitas guiadas al casco histórico, del que forma parte el tradicional teatro 3 de Febrero. Son alternativas que se suman al atractivo de las playas de los balnearios Municipal y Thompson, rodeadas de bares, restaurantes que ofrecen exquisitos pescados y discotecas. Desde sus senderos, pérgolas desbordadas de flores y lomadas, el Parque Urquiza -el más extenso pulmón verde de la ciudad- se aprecian amplias panorámicas de la costa y el río Paraná. Otras opciones para recrearse son las peñas folclóricas y la visita guiada al Túnel Subfluvial, una buena razón para extender el paseo hasta la ciudad de Santa Fe.

14. Concordia (Entre Ríos) Tres modernos complejos sostienen la propuesta de turismo termal de esta ciudad, ubicada cerca del lago de Salto Grande y a orillas del río Uruguay. Es muy instructiva la visita guiada a la represa hidroeléctrica y el puente internacional a Uruguay. De todas maneras, la mayor atracción que ofrece Concordia desde hace dos años es el Parque y Castillo de San Carlos, que fue puesto en valor y se puede recorrer. En esa construcción, en la cima de una lomada, estuvo alojado Antoine de Saint Exupéry, autor de “El principito”. También hay que tener en cuenta aquí la abundante pesca, el circuito histórico -que incluye el señorial Palacio Arruabarrena-, frente a la plaza principal.

15. Rosario (Santa Fe) Las mejores playas de arena que presenta el río Paraná a su paso por Rosario se despliegan en La Florida (al norte de la ciudad, muy cerca del puente a Victoria) y El Banquito de San Andrés, en la zona de islas, adonde se puede llegar en embarcaciones que zarpan de La Fluvial, a pasos del Monumento a la Bandera. El ícono mayor de la ciudad es una visita insoslayable. Allí se aprecia un conjunto de esculturas creadas por Lola Mora y un ascensor alcanza el mirador de la parte superior del Monumento. Los más entretenidos paseos a pie o en bicicleta se disfrutan a lo largo de todo el litoral costero, el bulevar Oroño y el Parque Independencia. No conviene pasar por alto algunas de las numerosas propuestas diseñadas para los chicos (como el Parque de la Infancia, el Jardín de los Niños y La Granja), el Museo de Arte Contemporáneo ni el circuito de edificios históricos.

Comentarios

Ingresa tu comentario