Buenos Aires, 12/12/2017, edición Nº 1854

Quejas en La Boca por el traslado de un monumento a San Martín

Miembros de la Junta Auténtica de Historia y Cultura de La Boca del Riachuelo consideran que el traslado constituye “una afrenta a la memoria de (Benito) Quinquela (Martín)”. Foto: gentileza La Nación (Ciudad de Buenos Aires) Mediante la Ley 4230 la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires ha dispuesto que el monumento al General José de San Martín – obra del prestigioso escultor Roberto J. Capurro (1903-1971) – que...

Miembros de la Junta Auténtica de Historia y Cultura de La Boca del Riachuelo consideran que el traslado constituye “una afrenta a la memoria de (Benito) Quinquela (Martín)”.

monumento-san-martin-benito-quinquela-martin-parabuenosaires
Foto: gentileza La Nación

(Ciudad de Buenos Aires) Mediante la Ley 4230 la Legislatura de la ciudad de Buenos Aires ha dispuesto que el monumento al General José de San Martín – obra del prestigioso escultor Roberto J. Capurro (1903-1971) – que actualmente se encuentra en Caminito, sea trasladado a la intersección de las avenidas Almirante Brown y Martín García, lugar de su emplazamiento original.

Dicho monumento había sido impulsado por la Comisión de Homenaje de La Boca al General Don José de San Martín, integrada por vecinos y entidades comunitarias presidida por el Dr. Juan De Simone y fue emplazado e inaugurado el 25 de febrero de 1954 frente al Parque Lezama, en la entrada al barrio de La Boca.

Poco tiempo después, la Revolución Libertadora que en 1955 derrocó al gobierno de Juan Domingo Perón, ordenó que el monumento a San Martín fuera desmontado del lugar de su emplazamiento y arrumbado muchos años en galpones municipales.

Sin embargo, fue la acción de Benito Quinquela Martín -quien junto a los hermanos Cárrega crearon el pasaje Caminito – la que rescató la obra y gestionó la autorización para que el altorrelieve de Capurro que homenajea al Libertador fuera colocado en su actual ubicación, justo en la esquina de Caminito y Enrique del Valle Iberlucea, donde luce desde hace casi medio siglo.

“No compartimos la equívoca decisión de la Legislatura, impulsada por algunas organizaciones conducidas por personas desinformadas y desvinculadas del auténtico sentir de la comunidad boquense.” sentencian los miembros de la Junta, Diego Barovero y Rubén Rodríguez Ponziol, y agregan:

“Consideramos que el traslado del monumento constituye una inútil afrenta a la memoria de Quinquela, impulsor y alma mater de Caminito y La Boca, además de no reportar beneficio alguno al barrio, alterando su patrimonio artístico, cultural e histórico.”

Comentarios

Ingresa tu comentario