Buenos Aires, 21/09/2017, edición Nº 1772

Quebró Tomas Guido y nueve líneas de colectivos no prestan servicio

Son la 9, 25, 84, 271, 299, 373, 384, 505 y 507. Es porque la compañía Tomás Guido se declaró en quiebra. Los trabajadores protestan frente a la sede de la compañía. “Mientras no se cobre, no se saldrá a trabajar”, dijo uno de los delegados. Trabajadores de 9 líneas de colectivos protestan frente al edificio de la firma de colectivos Tomás Guido, luego que la empresa se declarara en...

Son la 9, 25, 84, 271, 299, 373, 384, 505 y 507. Es porque la compañía Tomás Guido se declaró en quiebra. Los trabajadores protestan frente a la sede de la compañía.

“Mientras no se cobre, no se saldrá a trabajar”, dijo uno de los delegados. Trabajadores de 9 líneas de colectivos protestan frente al edificio de la firma de colectivos Tomás Guido, luego que la empresa se declarara en quiebra el viernes pasado y obligara a choferes de nueve líneas a llevar los vehículos a sus respectivas cabeceras, donde quedaron fuera de servicio.

Las líneas afectadas son la 9 (que va de Villa Caraza a Retiro), la 25 (que va de la estación Sáenz Peña al hospital Argerich), la 84 (de Constitución a Villa del Parque), 271 (de Burzaco a Avellaneda y Fiorito), 299 (de la estación de Lanús a la estación de Banfield), 373 (desde S. Francisco Solano al Puente Nicolás Avellaneda), 384 (de S. Francisco Solano a Adrogué), 505 y 507, que operan sólo en Almirante Brown y Avellaneda.

Los trabajadores –choferes, personal de talleres y administrativos- reclaman frente al edificio de la empresa que las 8 horas de trabajo las están cumpliendo. Rubén Touseda, delegado de la línea 299 dijo que “mientras no se cobre, no se saldrá a trabajar”. “Nosotros estamos a disposición de la empresa, pero mientras resuelvan el conflicto”, agregó.

“El viernes pasado vinimos a relevar a nuestros compañeros y no encontrábamos los colectivos para salir a trabajar. Nos mandaron a los galpones a ver que es lo que pasaba. El empresario había dado la orden en las 9 líneas de guardar los colectivos en las cabeceras. Desde ese día (el viernes pasado) estamos cumpliendo nuestro horario sin tener ninguna respuesta porque recién hoy tuvimos algo en claro, después de varias reuniones y charlas que tuvieron los delegados con la parte gremial y empresarial”, explicó Walter Filiol, delegado.

Y agregó: “Nosotros todavía no cobramos el sueldo. El empresario no tenía dinero para pagarnos y tampoco gasoil, por eso los colectivos no salían y nosotros no teníamos las unidades para poder trabajar. Nos enteramos por los delegados, que hoy tuvieron una charla en el Ministerio de Trabajo, que hasta que no se haga efectivo el pago y el subsidio del gasoil, no volveremos a trabajar. Haremos una extensión de tareas, no un paro. En 48 aproximadamente van a regularizar la situación de pago para todos los trabajadores de todas las líneas”.

El conflicto comenzó hace aproximadamente un mes, cuando la CNRT inhabilitó a muchos colectivos de la línea 25 por falta de mantenimiento, lo que llevó al despido de choferes y paros de los trabajadores.

Comentarios

Ingresa tu comentario