Buenos Aires, 23/05/2017

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando dejas de entrenar?

(CABA) Mientras uno realiza ejercicio y mantiene una constancia, el cuerpo adquiere un ritmo y una energía que hacen a una buena salud. Pero cuando dejamos de entrenar, o permanecemos inactivos durante mucho tiempo, nuestro cuerpo lo nota. Aquí las consecuencias de dejar de entrenar....

(CABA) Mientras uno realiza ejercicio y mantiene una constancia, el cuerpo adquiere un ritmo y una energía que hacen a una buena salud. Pero cuando dejamos de entrenar, o permanecemos inactivos durante mucho tiempo, nuestro cuerpo lo nota. Aquí las consecuencias de dejar de entrenar.

Una semana de descanso

Si has estado entrenando con regularidad, tu cuerpo se beneficia de un par de días de descanso y aprovecha para recuperarse y reparar tu musculatura.
Pasada una semana, sigues encontrándote bien, pero tus fibras musculares ya han empezado a debilitarse y retienes más líquidos de lo normal. No te preocupes demasiado, si vuelves de inmediato a tus entrenamientos, no habrás perdido mucho.

15 días de inactividad

Tu forma física comienza a disminuir de un modo más evidente y tu resistencia cardiovascular va a ser la primera en notarlo. Notarás que esfuerzos que antes no percibías, ahora te hacen resoplar.

Un mes sin deporte

Estás perdiendo la musculatura y resistencia que habías ganado en los meses anteriores. Has empezado a ganar grasa (te mueves menos y además tu musculatura, más débil e inactiva, quema menos durante los tiempos de descanso). También es posible que estés más estresado y duermas peor.

Varios meses sin entrenamiento

La vida sedentaria ha afectado a tu metabolismo, además de quemar menos calorías, es probable que te sientas más fatigado durante todo el día. Tu corazón tiene que trabajar más duro con cada latido y tus pulmones no absorben tanto oxígeno como antes.

Un año sedentario

Te has convertido en una persona sedentaria. Además de un aumento en el porcentaje de grasa corporal, pérdida de masa muscular y enlentecimiento metabólico, tienes alto riesgo de llegar a padecer enfermedades como alta presión sanguínea, colesterol alto, diabetes tipo 2, insomnio y depresión. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario