Buenos Aires, 24/10/2017, edición Nº 1805

¿Qué es la “Ciudad posible”?

Reflexiones sobre cómo se pueden proyectar y construir urbes que contribuyan a reducir y superar la pobreza, la explotación e inequidades de los ciudadanos

(CABA) Marcelo Corti, arquitecto y urbanista, autor del libro “La Ciudad Posible”, dice: “Mi libro propone a sus lectores/as una guía para la actuación urbana. Se encuentran con frecuencia buenos estudios de casos o trabajos de interés sobre componentes parciales de la ciudad. Pero es más difícil hallar materiales que permitan construir métodos de abordaje e intervención para transformar nuestras ciudades; esta carencia afecta a profesionales, funcionarios, estudiantes, organizaciones sociales y vecinales y muchos otros agentes de la planificación y el desarrollo urbano. Con este libro he procurado ofrecer un material de utilidad para estos actores y, ante todo, para ordenar mi propia tarea cotidiana como urbanista”.

Por otro lado explica que “proponer una Ciudad Posible no es un acto de conformismo. Lo “posible” implica un doble sentido: 1) La ciudad que es posible construir o mejorar; no es una utopía urbana, no pretende ser “ideal” ni responde a un solo modelo. 2) Como proyecto, como objetivo urbano, cívico y político, la ciudad diversa, solidaria y amiga es posible.”

Aclara Cort “La llamamos entonces Ciudad Posible porque es la ciudad que podemos construir con los recursos disponibles y con la voluntad de quienes la habitamos. Y también porque es la ciudad que queremos, hecha posible a través del conocimiento y la creación. La definimos como legible, adaptada a su entorno, integrada a su territorio y al mundo, diversa, estimulante, educativa, accesible, segura, bella, eficiente y justa. Asegura a todos sus ciudadanos y ciudadanas algunos atributos indispensables y contribuye a reducir y superar la pobreza, la explotación y las inequidades”.

El contenido de su libro postula entonces una guía para la programación y realización de las actuaciones que hacen posible esos principios. Se profundizan los componentes que deben considerarse en el abordaje de la ciudad: los físico-territoriales (estructura urbana, trama, tejido, espacio público, paisaje urbano, movilidad, hábitat, ambiente) y los sociales, políticos, económicos y culturales.

Queda abierta entonces la pregunta, ¿funcionaría esto en la Ciudad de Buenos Aires?. NT

Comentarios

Ingresa tu comentario